La asociación apoya la campaña lanzada desde el club alpino Montañas de Trevinca («Salvemos Trevinca«) contra los planes de la empresa Desarrollos Renovables Iberia Gamma S.L, perteneciente al grupo noruego Statkraft, de implantar 31 aerogeneradores de gran porte en la zona con una potencia total instalada superior a los 170 MW, en un inasumible recorrido por zonas elevadas que supera los 30 kilómetros de longitud.

El macizo de Peña Trevinca destaca por la calidad de su entorno natural / Foto: Asociación Salvemos Cabana

Localizado en el suroeste provincial de Ourense, el macizo de Peña Trevinca es un espacio natural único en la geografía autonómica que abarca 25.000 hectáreas y las cumbres más altas de Galicia como Peña Trevinca, de 2.127 metros, Peña Negra (2.123) y Peña Surbía (2.122) en la confluencia de la Serra do Eixe, la Serra Calva y la Serra Segundeira.

Este entorno natural privilegiado cuenta, además de con numerosas especies protegidas, con una de las mejores muestras de los antiguos paisajes glaciares de la península, cuyo recuerdo se conserva en lagunas como «A lagoa da serpe» y «O Celo«. Además, junto al río San Xil, está el famoso Teixedal de Casaio, una auténtica catedral botánica que alberga más de 300 árboles de una especie, el tejo (Taxus baccata), que puede llega a superar los 3.000 mil años de edad y que en la antigüedad era considerado como sagrado para los pueblos celtas.

El teixedal de Casaio es una joya de la biodiversidad europea / Foto: www.turismo.gal

Como entidad de defensa ambiental, Salvemos Cabana considera que la afectación sobre el macizo es completamente inasumible e incluso puede llegar a perjudicar seriamente la imagen de esa «Galicia Verde» que de manera reiterada intenta vender la propaganda institucional de la Xunta al tiempo que se fomenta sin miramientos la desprotección de los espacios naturales más valiosos al no ampliar su grado de protección.

¿De verdad Galicia es verde para la Xunta?

Porque no todo vale para la implantación de energías alternativas como la eólica, más cuando a nivel territorial no existe una planificación ambiciosa ni se está priorizando el amparo de las instituciones frente al beneficio empresarial ni procesos de evaluación ambiental garantistas con la protección del paisaje y la biodiversidad. De este modo, la implantación de las mal llamadas «renovables» se está produciendo sin un diseño coherente y tan sólo contribuye a acelerar el despoblamiento del mundo rural, que es la verdadera esencia de Galicia.

DEJA UNA RESPUESTA