Borrador automático

La Comisión 2ª de Ordenación Territorial, Obras Públicas, Medio Ambiente e Servizos acogió el martes las cuestiones planteadas por el viceportavoz de En Marea Antón Sánchez en nombre de la formación, en referencia al coste-beneficio que tendrían la instalación de los parques eólicos Solpor, Meirama, Legres, Monte Inxenio y Gasalla, promovidos por Naturgy, Capital Energy y Green Capital Power, S.L. en el área de influencia de Santiago, así del parque eólico de Sasdónigas, promovido por el grupo empresarial Norvento en el municipio lucense de Mondoñedo.

El diputado Antón Sánchez ha denunciado el sede parlamentaria la falta de control sobre la instalación de proyectos eólicos en Galicia y los graves impactos que provocan / Wikimedia

EÓLICOS EN LA COMARCA DE ORDES

En Marea denunció la concentración de tal número de eólicos, que sólo en la comarca de Ordes suman 51 aerogeneradores «en un radio muy pequeño», implicaría en realidad «la construcción de un megaparque con efectos conjuntos sobre el paisaje, la naturaleza, el suelo agrario y la gente», por lo que el Gobierno gallego debería impedir la fragmentación de los mismos y hacer una evaluación conjunta, dado que en esta zona, además, existe la presión de otro tipo e proyectos, como los mineros de la empresa Erimsa, el vertedero de Areosa, la planta de Gesuga, la línea del AVE o la central térmica de Meirama.

Para el grupo político, el gran tamaño de los aerogeneradores en estas zonas (150 metros) «provocaría un impacto visutal muy negativo», perjudicando de este modo «la experiencia del Camino Inglés a Santiago y otros muchos elementos patrimoniales, dañando de manera tangible el sector turístico de los ayuntamientos de la zona, y constituyendo en la práctica un negocio «bien rentable» para la empresa promotora, pero «una carga nociva» para población afectada, el medio ambiente y la economía local.

PROYECTO EÓLICO SASDÓNIGAS

De igual modo, En Marea considera que en la zona de Mondoñedo, el proyecto eólico Sasdónigas tendría «un inmenso impacto medioambiental y paisajístico en una zona atravesada por el Camino de Santiago a cambio de unas míseras migajas que, en ningún caso, compensarían los daños causados», destacando entre los perjuicios las afecciones sobre el patrimonio arqueologico recogido en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) del municipio, algo que ha levantado la protesta entre los vecinos y vecinas de Mondoñedo.

En Marea ha denunciado las afectaciones negativas que sobre el Camino de Santiago pueden tener los nuevos parques eólicos proyectados en Mondoñedo y la Comarca de Ordes / Wikimedia

OBRAS DEL PARQUE EÓLICO MOURIÑOS

Durante su intervención, el también portavoz nacional de Anova Antón Sánchez hizo referencia a su visita del fin de semana a las obras de ejecución del parque eólico Mouriños, entre las localidades de Cabana de Bergantiños y Zas, que Naturgy pretende instalar en la Serra do Gontón, un área hasta ahora virgen de la Costa da Morte coruñesa, que describió como «de alto valor patrimonial y paisajístico» y en la que de manera escandalosa, tres aerogeneradores que van a tener una facturación anual estimada que ronda los 2 millones de euros pagarán cero euros en concepto de canon eólico, constituyendo así un saqueo tanto para el paisaje de Galicia como para la población afectada por el proyecto, resultado del modelo defendido por el Partido Popular de Galicia y el presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo.

Desastre ambiental provocado por las obras del parque eólico Mouriños (Naturgy), autorizado por el Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo / En Marea

Desde En Marea consideran que tendría que haber unas directrices «que permitiesen una evaluación integral y una mayor participación local de instituciones y de la ciudadanía para la definición de este tipo de proyectos» al contrario de lo que propone el PP, que es «más liberalización del sector».

Para el grupo parlamentario, «el desarrollo del sector eólico en Galicia debería partir de una actualización de los postulados en los que cimentó en los últimos 20 años, y basarse en una planificación racional, sustentable, que tenga muy en cuenta, de manera integral, aspectos paisajísticos, ambientales y de retorno social«, siendo necesario revisar «la sistemática aprobación en proyectos similares de la declaración de utilidad pública puesto que, fundamentalmente, hoy en día se trata de un negocio privado de unas pocas empresas».

Deja un comentario