Bernardo Tahoces en una entrega de premios / xunta.gal

Los diputados Marcos Cal y Antón Sánchez denuncian que el Gobierno del PP de Alberto Núñez Feijóo está “instalado en la ilegalidad para favorecer a las empresas amigas”.

En una rueda de prensa celebrada en sede parlamentaria en la mañana del miércoles, Cal explicó que el retraso de más de dos años en las directrices del paisaje de Galicia es “inexplicable” después de haber sido sometidas a exposición pública en 2016. Cal insistió en que aunque no existe motivo para este retraso, es la “connivencia político empresarial y la corrupción del PP las que están marcando las directrices del paisaje”.

FALTA DE CONTROL SOBRE EL SECTOR MINERO

En la misma línea, el viceportavoz de En Marea en la Cámara gallega Antón Sanchez, hizo referencia a los múltiples ejemplos y sentencias existentes “que evidencian la opacidad y los contínuos obstáculos” por parte del actual Ejecutivo de la Xunta, como en el caso de la mina de Corcoesto, los efectos de la mina de San Finx, las pizarreras de Ourense o la mina de Touro, afirmando que “el constante trabajo a favor de las empresas contaminantes y contra el país es un modus operandi del Partido Popular”.

OPACIDAD EN LA CANTERA DE CALIZA EN EL PARQUE NATURAL DE LA SERRA DA ENCIÑA DA LASTRA

Durante la comparecencia, Sánchez hizo también referencia a la cantera de caliza situada en el interior del Parque Natural de la Serra da Enciña da Lastra en Ourense, sobre la que viene reclamando información desde hace años la Sociedade Galega de Historia Natural, pues sus planes de labores “tendrían que ser publicados anualmente” tras su designación como parque natural.

Esta documentación -recordó el diputado-, “que fue negada por la Dirección Xeral de Minas responsabilidad de Bernardo Tahoces”, resulta fundamental para saber si se actuó deacuerdo a la legalidad. Finalmente tuvo que ser la Valedora do Pobo, a instancias de la SGHN, la que pidió la información para que fuera aportada, y la Xunta sólo la entregó desde el año 2015 “pero no la de los años anteriores”, razón por la que En Marea ha tenido que volver a solicitarla por vía parlamentaria, pues según testigos, la actividad extractiva estuvo abandonada en la zona entre los años 2006 y 2011, lo que impediría de facto que la empresa pudiera ahora reiniciar labores.

PETICIÓN DE CESE DE BERNARDO TAHOCES

Para Antón Sánchez, “todo apunta a Bernardo Tahoces que es quien fabrica las excusas, las pruebas, hace desaparecer, maquilla los desastres de las empresas que contaminan y siempre actuando a favor de la actividad contaminante y contra los que defienden el medio ambiente y el país“. El diputado considera que existe además una “subordinación total” de la Consellería de Industria a la Dirección Xeral de Minas, algo “totalmente intolerable” por lo que la formación exige “el cese inmediato” de Bernardo Tahoces.

Deja un comentario