Acabada la tregua estival, vuelve la lucha por conseguir unas pensiones dignas para nuestros mayores. El 12, 19 y 26 de septiembre habrá concentraciones frente al Congreso a las 12 h., mientras el día 22 han convocado una manifestación desde Atocha a la Puerta del Sol. 

 

El PSOE y Unidos Podemos se encuentran negociando la revalorización de las pensiones con el IPC real este 2018 y en 2019 en conversaciones sobre la senda de estabilidad presupuestaria para el trienio 2019-2021. La subida de las pensiones para este año y el que viene está fijada en el 1,6%, en virtud del acuerdo del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy y el PNV y es algo que hay que cambiar, ya que en lo que va de año los precios están subiendo por encima de esta cifra, por lo que el incremento del 1,6% conllevaría una pérdida de poder adquisitivo.

La subida debería ser de varias décimas. La inflación se mantuvo en agosto en el 2,2%, el mismo nivel que registró en julio, según ha adelantado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estas reuniones son valoradas positivamente por las distintas asociaciones de pensionistas, pero lo consideran insuficiente. Los pensionistas reclamaban una reforma integral del sistema de pensiones, con una pensión mínima de 1080 euros para ayudar a estrechar la brecha entre las más bajas y las altas y entre hombres y mujeres.

Quienes no han aflojado en verano han sido los pensionistas de Bizkaia, que se han seguido movilizando durante el verano. Tras las vacaciones, seguirán concentrándose cada lunes en una veintena de municipios y preparan ya actividades para el 1 de octubre, el Día Internacional de las Personas Mayores. Mientras no haya avances de calado, continuarán.

Deja un comentario