El empresario Ali Hadad, ex jefe de la patronal FCE (según sus siglas en francés) y segundo hombre más rico en Argelia, fue transferido anoche a la cárcel en Argel, según mostraron hoy imágenes de varias cadenas de televisión privadas.

El millonario, que posee inversiones en España y en otros países europeos, y es propietario también del grupo mediático «Dzair TV» y otros dos diarios, fue detenido en la madrugada del domingo en un paso fronterizo cuando trataba de viajar en Túnez, dos días después de haber presentado su dimisión del FCE.

En declaraciones al diario digital «Tout Sur Algérie», uno de sus abogados precisó que Hadad recibió su orden de arresto esta mañana expedido por el juez de instrucción de un tribunal en Argel, y sigue preso hasta su juicio.

Según su abogado, Hadad fue detenido por dos delitos: No declaración de divisas y posesión de dos pasaportes argelinos. En el momento de su detención, el empresario argelino tenía en su posesión 4.550 euros y 400.000 dinares argelinos (cerca de 3.000 euros).

«Se le acusa de tener un segundo pasaporte argelino. Mi cliente explicó que viajaba mucho y por lo tanto había pedido al Gobierno obtener un segundo pasaporte. El ministerio del Interior había dado su acuerdo y el segundo pasaporte expedido por el mismo municipio de Bir Murad Rais en Argel que expidió el primero», explicó el abogado, que denunció una injusticia.

Hadad, de 54 años, y su hermano Omar, así como el vicepresidente del FCE Mohamed Bairi, figuran en la lista de ciudadanos a los que les ha vetado salir del país la Fiscalía.

Junto a los hermanos Hadad aparecen igualmente en la lista tres miembros de la adinerada familia Kouninef, implicados en negocios de distinto sello desde la década de 1970 y a los que se considera mecenas del dimitido presidente Abdelaziz Bouteflika.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario