Una niña de 14 años, identificada como Anayeli, fue encarcelada durante varias horas por la policía tras intentar huir para evitar casarse por dinero con un chico menor de edad, un acuerdo de matrimonio forzado que habían negociado sus familiares en el estado mexicano de Guerrero.

La familia de la menor, que vive en la comunidad indígena de Joya Real, en el municipio de Cochoapa el Grande, uno de los más pobres de México, recibiría a cambio unos 200.000 pesos, casi 10.000 dólares, después de que un primo suyo negociara su casamiento forzado.

Anayeli fue capturada en la noche del lunes por policías comunitarios de Joya Real y estuvo más de un día privada de su libertad sin agua ni comida hasta que, gracias a la intervención del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, fue rescatada y puesta a disposición del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) en la ciudad de Tlapa, según informó la organización en un comunicado de prensa publicado el miércoles.

Encarcelan a una niña de 14 años por huir de un matrimonio forzado en el sur de México
Encarcelan a una niña de 14 años por huir de un matrimonio forzado en el sur de México

La menor pidió auxilio a su comunidad y terminó por refugiarse en casa de un vecino. La Policía Comunitaria de Joya Real fue a buscarla, pero en lugar de rescatarla Anayeli fue encarcelada por las autoridades además del vecino que le dio refugio, el primo que negoció su venta y un tío de la niña que le habría avisado sobre el eventual acuerdo de matrimonio forzado.

A pesar de que el matrimonio entre menores de edad en México fue prohibido por ley en 2019, en comunidades indígenas de México que se rigen por usos y costumbres siguen teniendo lugar estas uniones a cambio de un pago, que lo mismo puede ser con dinero que con animales y hasta bebidas alcohólicas.

El Centro Tlachinollan tuvo conocimiento de que el miércoles 24 de noviembre se realizarían varias fiestas en Joya Real por el casamiento forzado de otras cuatro menores de edad.

Desde el Centro lamentan la «gran desatención» de las autoridades en los casos de matrimonios forzados. «Prevalece una visión machista en varios funcionarios municipales que llegan a justificar estas acciones ilegales», denunció la organización.

Otro caso es el de una niña de 15 años que el pasado 9 de octubre fue detenida por huir después de que su suegro intentase violarla. En este caso la menor fue obligada a contraer matrimonio con un hombre que vive en Estados Unidos a cambio de unos 6.000 dólares.

Repercusiones

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), a nivel mundial, una de cada cinco niñas se casa o vive en una unión libre antes de cumplir 18 años. Estas niñas víctimas del casamiento forzado «tienden a recibir un menor nivel de educación», ya que son obligadas a abandonar la escuela para hacerse cargo de las labores del hogar.

UNFPA advierte que es frecuente que a estos casamientos le siga un embarazo, poniendo en riesgo la salud y la vida de las mujeres. Además, en muchas ocasiones, las niñas y menores de edad se ven expuestas a infecciones de transmisión sexual, entre ellas el VIH.

Según cifras oficiales, unas 3.000 niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años dieron a luz en Guerrero en 2020, algunas de ellas dentro de estos matrimonios arreglados.

DEJA UNA RESPUESTA