Hosteleros de diferentes lugares han manifestado en los últimos días su molestia por el incumplimiento de reservas de algunos clientes que han afectado negativamente su negocio.

Uno de estos casos recientes ha sido el de Esteban, un empresario de San Sebastián, quien ha denunciado su experiencia en el programa de televisión «Más Vale Tarde».

Esteban relató cómo una cliente extranjera realizó un pedido de 100 pinchos y no acudió al establecimiento a recogerlos, causando una gran pérdida de tiempo y dinero para su negocio.

Encarga 100 pinchos en un bar y no los recoge
Encarga 100 pinchos en un bar y no los recoge

El empresario manifestó su frustración por la necesidad de asignar personal para la preparación de los pinchos y la falta de una solución para lidiar con la cantidad de comida que quedó sin vender.

Este tipo de situaciones no son nuevas para los hosteleros, muchos de los cuales han tenido que enfrentar reservas incumplidas y pérdidas económicas significativas. Para prevenir futuros problemas, Esteban ha decidido implementar el cobro de una señal para pedidos de gran tamaño, a excepción de clientes habituales o muy conocidos.

El empresario ha contado también que una vez le reservaron mesa para 40 personas y no se presentó nadie. Para finalizar, sobre la mujer de los pinchos ha señalado que podría haberlo anulado con antelación y evitarles así el gasto tanto en producto como en personal.

DEJA UNA RESPUESTA