Por Taleb Alisalem /ECS 

Bruselas (ECS). – El próximo lunes día 14 de junio tendrá lugar el primer encuentro entre el presidente del gobierno Español, Pedro Sánchez, y el presidente de los Estados Unido Jon Biden. Esta reunión se mantendrá en los márgenes de la cumbre de la OTAN. Fuentes gubernamentales señalan que será “una conversación” y no un mero saludo protocolario.

Las mismas fuentes han asegurado que desde La Moncloa y la Casa Blanca se han mantenido contactos en los últimos días para que el encuentro no solo sea un saludo protocolario sino una reunión entre los dos mandatarios.

Este encuentro se produce en un momento de máxima tensión entre España y Marruecos, las misma tensión la tiene Marruecos también con La Unión Europea y con Alemania, las excusas son variadas, el motivo principal es el Sahara Occidental y la razón es el reconocimiento de Trump de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental, por lo cual la reunión entre Sánchez y Biden, sin duda alguna, abordará esta cuestión ya que la actual crisis que se vive entre Europa y su vecino del sur y que preocupa notablemente a España, tiene como actor principal a los EEUU ya que fue el reconocimiento de Trump el que inició toda esta escalada de alterados diplomáticos. 

El gobierno español mostró su desacuerdo y rechazo al reconocimiento de Trump y dio a entender que la cuestión del Sahara Occidental no debería solucionarse a través de “reconocimientos de soberanía” a Marruecos, sino a través de la ONU, posición que a pesar de la crisis actual y las presiones que ejerció Rabat usando la inmigración o retirando su representación diplomática de Madrid, o atacando mediáticamente, amenazando continuamente, e incluso llegando a plantearse cortar las relaciones con España, todo ello no pudo modificar la posición Española respecto al Sahara Occidental, reiterando el Gobierno de Sánchez en varias ocasiones que en la cuestión del Sahara Occidental “su posición no ha variado ni va a variar”, posición que “apoya los esfuerzos de la ONU” quien considera el Sahara Occidental territorio no autónomo pendiente de descolonizar, algo que Marruecos nunca quiso aceptar.

Sin duda alguna, se entiende que en esta reunión se le pedirá de forma clara a Biden por parte del gobierno Español que aclare su posición sobre la decisión de Trump y algunos analistas afirman que quizás EE.UU esté liderando algún tipo de mediación entre Marruecos y España, sea lo que fuere está claro que la cuestión del Sahara Occidental está mas viva que nunca y que ni el paso del tiempo, ni la guerra, ni el exilio, ni los distintos métodos de la diplomacia y política marroquí han logrado finiquitar este conflicto de la forma que desean, es mas, todo indica que se acabará imponiendo la legalidad internacional y el pueblo saharaui decidirá su destino.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA