El ministro de Consumo, Alberto Garzón, durante la presentación de una encuesta elaborada por el comité científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) sobre los riesgos asociados al consumo de bebidas energéticas, ha manifestado su compromiso de revisar la situación de estas bebidas en la legislación actual de seguridad alimentaria.

En la actualidad, no existe una regulación de los ingredientes permitidos, sus concentraciones máximas o sus posibles combinaciones en este producto y por ello Consumo abordará un plan de información a consumidores sobre la composición y los posibles riesgos que conlleva la ingesta de bebidas energéticas en cantidades no recomendadas.

Según diferentes estudios la ingesta de estas bebidas, englobadas dentro de las bebidas refrescantes, está sufriendo una tendencia creciente entre la juventud. Uno de cada cuatro niños de entre tres y diez años consume bebidas energéticas, una edad en la que no deberían tener acceso a este tipo de productos por su naturaleza y composición. La prevalencia entre los adultos es del 31 % y entre los adolescentes de entre 10 y 18 años aumenta hasta el 62%.

Tal y como revelan los estudios, una persona que tome más de 1,4 miligramos de cafeína por kilo de peso al día puede sufrir insomnio, pero si el consumo aumenta a los 3 miligramos puede conllevar riegos cardiovasculares y hematológicos.

“Las energéticas que urge regular son las de la luz, no las bebidas”
“Las energéticas que urge regular son las de la luz, no las bebidas”

Además, la doctora Carmen Rubio, también alerta del riesgo de interacción con los medicamentos, así como de la presencia de otros componentes con principios activos naturales como el ginseng o el gingko, con ingesta contraindicada en periodos de embarazo y la lactancia. En el caso del ginseng, también en la infancia y adolescencia.

Según el ministro de Consumo, este producto se suele equiparar a un refresco normal y ha recordado que ya es obligatorio la inclusión de la advertencia: «Contenido elevado de cafeína: No recomendado para niños ni mujeres embarazadas o en período de lactancia».

La Administración, ha dicho Garzón, debe ser capaz de saber trasladar eso, «naturalmente en complicidad con todo el ecosistema industrial» y con los productores. Al respecto dijo que tiene la obligación de escuchar a la comunidad científica y aprender de ellos y de la evidencia, de forma que «se pueda poner en marcha junto con otros actores medidas que permitan regular este sector en particular».

Los usuarios de redes sociales no han tardado en reaccionar a la noticia y le dan un rapapolvo a Garzón tras anunciar la regulación de bebidas energéticas mientras se dispara la factura de la luz:

https://twitter.com/carmenrogo10/status/1399460471770656775

https://twitter.com/AlexSanchis_/status/1399488274159316994

DEJA UNA RESPUESTA