Las redes sociales están que echan humo porque, en contraste con la situación económica de la pandemia, las grandes eléctricas han ganado muchísimo dinero. Iberdrola ha ganado en el último año 3.600 millones de euros, un 4,2% más que el año anterior y Endesa ha ganado 1.400 millones, que es 8 veces más de lo que ganó el año anterior.

Entre las dos empresas han ganado el año pasado un 37% más que en el año 2019 y esto no cuadra al haber menos consumo, al no ser los precios de los más altos en dicho año y al haber fuertes inversiones en renovables.

Mientras las compañías siguen ganando muchísimo dinero, los consumidores seguimos pagando unas facturas demasiado elevadas. Quien sí sale ganando son, sobre todo, los accionistas de estas dos grandes empresas ya que se va a aumentar el reparto de dividendos con respecto al año anterior.

Ciudadanos indignados 

Esta noticia ha indignado a muchos ciudadanos que han recordado las subidas de la luz y el gas en plena ola de frío y en medio de las enormes dificultades económicas por las que están pasando muchos españoles por el coronavirus. Muchos han recordado las privatizaciones de las eléctricas en España y otros incluso han ironizado sobre las palabras de José Luis Ábalos cuando esta semana aseguró que «la vivienda es un derecho, pero también es un bien de mercado».

En relación al tema de regular el precio de los alquileres el ministro Ábalos ha anunciado que el PSOE no intervendrá los precios de los alquileres, posicionándose de esta manera en contra de su acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos y de los acuerdos alcanzados para la firma de los Presupuestos Generales de 2021.

«Nosotros creemos que es más positivo y más eficaz promover que no imponer. Y a nosotros nos parece que hay elementos para sacar viviendas al mercado y hacerlo a un precio asequible a través de incentivos fiscales u otras medidas. La vivienda es un derecho, pero también es un bien de mercado que genera actividad económica, que busca seguridad jurídica respecto de las inversiones y todo eso que forma parte del mundo de la vivienda no lo podemos obviar», señalaba Ábalos.

En enero, FACUA denunciaba la poca sensibilidad de la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, mientras el precio de la luz se sigue disparando: «Las palabras de la ministra denotan poca sensibilidad con familias que no llegan a fin de mes y que en plena ola de frío están prescindiendo del uso de la calefacción eléctrica ya que no saben cuántos euros va a incrementárseles el recibo de enero». «Para la mayoría de la gente, no es lo mismo que el recibo de la luz les suba 2 euros a que lo haga 20, por mucho que en ambos casos para Ribera se trate simplemente de unos cuantos euros, lo que representa una auténtica frivolidad».

El secretario general de FACUA, Rubén Sánchez, criticaba que «de lo que no cabe duda es de que las eléctricas van a ingresar unas cuantas decenas de millones de euros más, mientras la ministra que tiene las competencias sobre el sector no parece tener mucha prisa en llevar a cabo las medidas que anunció el Gobierno cuando comenzó la legislatura».

Y eso es justo lo que ha pasado, Endesa e Iberdrola han continuado aumentando sus ingresos, mientras los ciudadanos se quejan de pasar frío para que no aumente más su factura, de que la mayoría se haya empobrecido en 2020 o de que no se bajen los precios de las facturas.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso directo? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA