Violentos enfrentamientos se registraron este lunes entre los rebeldes hutíes y las fuerzas gubernamentales en la ciudad portuaria de Al Hudeida, en el oeste del Yemen, a pesar de la tregua mediada por la ONU que está en vigor en la urbe desde el pasado diciembre.

Residentes de Al Hudeida dijeron a Efe que los choques estallaron en los barrios periféricos del sur y el este de la ciudad durante la noche del domingo al lunes, y que los dos bandos se intercambiaron disparos de artillería y proyectiles de mortero.

Uno de los habitantes, de nombre Abdulkarim Ayish, aseguró en una conversación telefónica que las explosiones «hicieron temblar las ventanas» de su casa, a pesar de la distancia de la zona de combates y que no pudo dormir en toda la noche.

«No existe la tregua», se lamentó Ayish, en referencia al alto el fuego declarado en diciembre con la medición de la ONU y que ha sido violado repetidamente por los dos bandos en conflicto en los pasados meses.

Según ese pacto, sellado en Estocolmo por los rebeldes chiíes y el Gobierno reconocido internacionalmente, las dos partes tendrían que haber retirado sus fuerzas de la ciudad pero no lo han hecho aún, así como tampoco del puerto de la misma, de gran importancia porque a través de él entran al Yemen la mayor parte de los bienes básicos y ayuda humanitaria.

El acuerdo también estipula un intercambio de prisioneros que no ha tenido lugar de momento y ambas partes se han acusado mutuamente de incumplir los puntos del pacto, mientras la ONU está haciendo todo lo posible para que no colapse del todo.

El conflicto en el Yemen comenzó a finales de 2014, cuando los hutíes tomaron el control de amplias zonas del oeste y el norte del país, incluida Al Hudeida y la capital, Saná.