Enrique Santiago, secretario general del Partido Comunista de España, , miembro de Izquierda Unida, diputado de Unidas Podemos y anfitrión en la casa en la que veraneaban Pablo Iglesias e Irene Montero en Asturias, ha denunciado este viernes lo que considera ser «un acoso sistemático permitido por fuerzas de seguridad». 

El vicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad han tenido que interrumpir sus vacaciones y han regresado a Madrid tras las amenazas e insultos sufridos en el pueblo de Felgueras, Asturias, donde se habían ido a pasar unos días de descanso junto a sus tres hijos menores.

«Empezó el mismo jueves o viernes. Personas vinculadas a la extrema derecha residentes en el lugar publicaron la ubicación de la familia en las redes sociales e invitaron a realizar el acoso. Estamos ante un plan organizado de coacción e instigación a la violencia por parte de la ultraderecha contra esta familia», explicó en una entrevista en la Cadena Ser. «Es un acoso sistemático permitido por las fuerzas de seguridad y el poder judicial», añadió.

Enrique Santiago señaló al partido de extrema derecha Vox como uno de los instigadores del acoso: «Son personas vinculadas a Vox, se han ido a mi casa y se han sacado fotos a ellas mismas instigando… cuando los dirigentes de Vox van a la tribuna del Congreso y señalan el domicilio de esta familia, están haciendo de la transmisión del odio una forma de hacer política», advirtió.

Sin embargo, la cosa no quedó ahí. El polémico periodista Javier Negre y el medio Voz Populi publicaron que la casa de Santiago no estaba declarada en el Congreso. Negre, despedido de El Mundo y de Telecinco, publicó en su cuenta personal de Twitter que «Enrique Santiago tendrá que explicar por qué no declaró en el Congreso la casa asturiana que dejó a Iglesias y Montero».

Asimismo, no contento con la publicación de esta información sin un mínimo contraste, preguntó si la casa «es de la narcoguerrilla colombiana», añadiendo, además, que «En Podemos todo lo que tiene que ver con lo inmobiliario apesta».

Imagen

El medio de derecha Voz Populi tampoco se quedó atrás y publicó un artículo titulado «Enrique Santiago no declaró en el Congreso la casa que prestó a los líderes de Podemos». Detalló incluso que «En su declaración de bienes y rentas en la Cámara baja solo aparece un apartamento en Madrid que adquirió en diciembre de 2001».

Imagen

Ante estas afirmaciones, Santiago publicó un tuit desde su cuenta oficial en el que denuncia el «nivelazo de rigurosidad periodista de Negre, Voz Populi y EsDiario, quien también se hizo eco de la noticia falsa. «¿Para qué verificar el Registro de Propiedad o preguntar a los afectados antes de difundir una noticia difamatoria?», se preguntó el diputado de Unidas Podemos.

La explicación de Santiago no deja lugar a dudas y señala a este periodismo de derechas que prefiere el clic fácil a la veracidad y la rigurosidad: «La casa de Felgueras es de mi familia política hace 200 años, no mía». «Se retratan», sentencia el diputado.