Javier F. Ferrero

Madrid acoge hasta el 13 de diciembre la Cumbre del Clima COP25, una cita diseñada para forzar a los diferentes países a actuar y a tomar medidas efectivas para salvar el clima.

Juantxo López de Uralde es, ante todo, un activista y uno de los políticos que más notoriedad tiene en el mundo de la ecología hoy por hoy, si no el que más. Tras 10 años como director de Greenpeace España, fue fundador de Equo en septiembre de 2010 y coportavoz de ese partido entre 2011 y 2018, llegando a ser diputado de la xi, xii y xiii legislaturas del Congreso por Álava. ​​

Desde Unidas Podemos, López de Uralde se encuentra en la cumbre y nos entrevistamos con él para que nos de su visión sobre la COP25 y la actualidad ecológica.

¿Qué opina del cambio de sede a última hora de la cumbre?, ¿no tenía encaje en Chile en ese clima de cambio social?

Expresar en primer lugar mi apoyo a la lucha del pueblo chileno en su reclamación de políticas sociales más justas. Creo que es lamentable que la Cumbre no haya podido celebrarse en Chile por decisión unilateral del gobierno de Piñera. EN todo caso si creo que es positivo que la Cumbre pueda celebrarse finalmente para no dar una victoria a los enemigos de la lucha climática

¿Cuál debería ser el mensaje más importante de esta COP25?

Que no hay suficiente ambición política por parte de los gobiernos, y que los compromisos actuales son insuficientes para frenar el cambio climático. Si no hay mayor ambición no podremos frenar un cambio climático catastrófico.

¿La prensa está dando la importancia que se merece a esta cumbre?

El hecho que se celebre en España esta haciendo que tenga un mayor impacto mediático y eso es bueno. Tengo la impresión de que el cambio climático va ocupando mas espacio en los medios, aunque en gran parte sea debido a las propias consecuencias del mismo que nos afectan cada día más.

¿Qué espera Juantxo López de Uralde de la cumbre?, ¿qué acuerdos clave deberían alcanzar los diferentes países?

Lo único que debemos esperar es mayor ambición, mayores compromisos. No se trata tanto de los avances que puedan producirse en los textos de negociación, sino anuncios políticos que nos hagan recuperar la esperanza.

¿Suponen algún lastre los 52 escaños de la formación de extrema derecha Vox para avanzar en la lucha contra el cambio climático en nuestro país?

 Yo creo que son un lastre muy importante. Es un desastre para el país más afectado de Europa por el cambio climático que una parte de sus diputados pertenezcan a un partido abiertamente negacionista. Ningún dato científico puede avalar ese negacionismo oportunista que hace mucho daño a España.

Últimamente el nombre de Juantxo López de Uralde está sonando como ministro de Transición Energética, ¿qué sería lo primero que haría si obtuviese la cartera?

Creo que lo importante es que haya un gobierno progresista que avance en políticas sociales y ambiéntales. Los nombres después.

¿Qué importancia tiene un proceso de descarbonización de nuestra economía en la ayuda al cambio climático?

Lógicamente, deben ir de la mano. Para ser efectivos en la lucha contra el cambio climático es imprescindible descarbonizar la economía. De hecho es imposible uno sin la otra. Pero además debemos ver esta descarbonización como una oportunidad para la economíaa y el empleo para España.

Comentaba ayer Antonio Guterres, secretario general de la ONU, qué hace falta más ambición en la acción climática. ¿Es a los ciudadanos a quién les falta ambición es la clase política quién no está haciendo todo lo posible?

Estoy de acuerdo con Guterres. Creo que las corporaciones de los combustibles fósiles tiene cooptados a muchos gobiernos, y eso hace muy difíciles los avances. Hablo de gobiernos importantes como Estados Unidos o Brasil. De hecho me alegró mucho hoy ver a Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de representantes de EEUU) en Madrid diciendo que Estados Unidos sigue dentro. Ese es el camino, la presión interna contra los líderes negacionistas. Debemos seguir avanzando y no esperar a estos países. Cuando vuelvan que se incorporen.

¿Cuánto daño pueden hacer políticos como Bolsonaro o Trump a la lucha por el clima? 
Mucho, mucho daño. Es increíble lo importante que es el voto para evitar que estos personajes accedan al poder. Su actitud es obstaculizadora y yo diría que criminal, porque son responsables de la destrucción de nuestra casa, de nuestro Planeta.

¿Qué opina de Greta Thunberg?, ¿por qué se está atacando desde ciertos sectores su figura últimamente?

Hoy leía una portada que decía: “dejen en paz a Greta Thunberg, y miren a Trump”, me parece una gran verdad. Mientras un tipo como Trump destruye la lucha contra el cambio climático, las críticas se centran en una niña de 16 años cuyo único crimen es su compromiso. Me parece repugnante lo que se está haciendo contra ella, mientas sobre los verdaderos culpables de la crisis ecológica nadie parece tener nada que decir…

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario