Marta Vilalta es la Secretaria General y cooportavoz de ERC en el Parlament de Catalunya y encabezó la última delegación de la institución catalana a los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Por Ricard Jiménez y Alberto Maestre

¿Cuál es la situación de los saharauis en los territorios ocupados?

En nuestra visita oficial el 2014 pudimos comprobar una clara vulneración de los derechos humanos, como son el derecho a la educación, el trabajo, la salud e, incluso, en algunos casos casos flagrantes de encarcelamientos, detenciones arbitrarias, donde hay personas que han llegado a morir.

¿Cuál es el rol que lleva a cabo la MINURSO y la comunidad internacional al respecto?

Nosotros entregamos nuestros posicionamientos, que se habían aprobado en el Parlament de Catalunya, por tal de que se revisara la misión de paz, que cada año va actualizándose por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero nunca incluye el hecho de hacer un referéndum, que sigue pendiente. Este referéndum se acordó y no se ha desplegado nunca.

La sensación es de que la comunidad internacional, si alguien sabe que es la comunidad internacional, de la que todos somos responsables o corresponsables, pero que ha ido dejando dormir esta situación del pueblo saharaui

En este punto hay algo que nos resulta curioso y es que tanto ERC como otros partidos a nivel local demuestran estar muy implicados con la causa, pero a nivel del Estado español o el Govern de Catalunya parece que existe una suerte de abulia…

Digamos que a nivel de gobierno, si se va a lo concreto, se acaba siendo absolutamente pragmático. Estos estados van mucho más allá de las personas que están en el gobierno. A veces, incluso, son unos aparatos que no se controlan. Así que se acaba siendo pragmático en la lógica de que los estados “no se hacen daño entre ellos”. ¿Verdad que no nos haremos daño Marruecos? Entonces no me digas nada del Sáhara.

En estos temas, se intentan evitar temas y tensiones, cosa que es muy hipócrita porque al final se trata de una vulneración constante de los derechos humanos de los saharauis… Así que al final, tratando de evitar el tema, no hablamos realmente de no hacernos daño.

De modo que aquí deberíamos estar hablando de eso, de derechos humanos y derechos fundamentales, individuales y colectivos, que deberían ser el ABC de las políticas de cualquier gobierno.

Entonces, ahondando en el tema… Aquí quien tiene toda la responsabilidad es el Gobierno español. El Govern català por, en diversos momentos, presionar más o menos. Yo creo que ahora con la presidencia d’Esquerra Republicana… Tengo la sensación que el Govern català ha sido siempre mucho más solidario, pero, claro, no depende del Govern català…Si muchas cosas ya no las podemos hacer aquí… Imaginad internacionalmente. Así que la capacidad o poder que puede tener el Govern català es de menor incidencia…. Ya nos gustaría tener voz própia, pero de momento esto aún no es así.

Ahora, quien tiene la gran responsabilidad es el Gobierno de España, que abandonó y no asumió su compromiso con el pueblo saharaui. Muchas veces se ha denunciado, incluso, en el Congreso de los Diputados, en el Senado, en reuniones de negociación… Este tema se ha puesto sobre la mesa, pero… Incluso con el Gobierno actual , que parecería que es un Gobierno con unos partidos que siempre han hablado también del tema saharaui, con respeto y reconocimiento, sobre todo desde Podemos, y ni así existe un cambio sustancial. Los ha habido pero de baja intensidad, como en el trámite de papeles, refugio… Pero, solamente, son pinceladas.

Entonces, visto que el Gobierno Español tiene la responsabilidad, ¿qué se hará desde la Generalitat?

Seguiremos haciendo, porque también es nuestra responsabilidad. Aquí podemos aprobar posicionamientos, declaraciones, incluso, institucionales, evidenciar al Gobierno que desde el Parlament nos posicionamos en defensa del Sáhara. Lo que pasa que es muy difícil que esto se traduzca en acciones que acaban revirtiendo la situación. Aquí es necesario un terremoto. Obviamente, también debería haber un clamor popular que respalde estas posiciones.

Con toda mi tristeza del mundo debo decir, sin embargo, que en España los incumplimientos y advertencias que ha tenido a nivel internacional condenando las torturas, incumplimientos de derechos humanos, abuso de represión han ido más allá incluso del caso saharaui, lo podemos ver también en el caso catalán y por eso digo que, a veces, es desesperante ver que las instituciones no pueden resolver algún asunto y es en estos casos que más necesitamos de la complicidad de la gente para intentar hacer presión y que la gente se imponga a la política.

¿Qué ha pasado con el intergrupo referente al Sáhara desde la última visita en 2014, ya que parece un poco paralizado?

En esta nueva legislatura aún se debe articular. Las cosas de Palacio van despacio, dicen, pues el Parlament es como un Palacio, ya que en cada legislatura es un volver a comenzar. El intergrupo debemos reiniciarlo cada vez, porque cambian los grupos parlamentarios, las personas, y por lo tanto debe reactivarse.

Ahora venimos de las elecciones, se tardaron muchos meses en crear el Govern, después el verano y ahora retomamos el curso político. Ahora hemos terminado de constituir todas las comisiones legislativas y ahora, a continuación, se activarán los intergrupos.

La idea de relanzar el intergrupo referente al Sáhara debe hacerse para seguir con toda esta solidaridad que hay, a nivel municipal, y que esta pueda cohesionarse. Es verdad que en los últimos meses, e incluso años, ha estado poco activo y es una cosa que se debe mejorar, por ello, en esta legislatura debe hacerse hincapié.

Sin embargo, en estos siete años la militancia prosaharaui en Cataluña parece que ha ido decayendo o cambiando y, esto, quizá, también se debe al desamparo institucional…

Esta movilización sigue estando presente, aunque antes había más movilización es cierto, pero creo que ahora hay un repunte, un resurgimiento del activismo y solidaridad hacia el pueblo saharaui. De una forma rejuvenecida… Esto es positivo, ya que nos habíamos encontrado con un movimiento en el que la mayoría había vivido la época en la que el Sáhara era español, la promesa de independencia…

Al haberlo vivido esta gente creó una conexión con aquello y se tradujo en proyectos como Vacaciones en Paz, etc., pero allí se estancó en aquella gente y tengo la sensación que en los últimos años estas organizaciones y activismo se ha rejuvenecido. Este rejuvenecimiento es muy importante, la juventud debe volver a involucrarse, para que el movimiento no muera. No hay defensa de la causa si no hay movimiento.

1 Comentario

  1. As Salam Aleikum desde México. El gobierno de España y sobre todo su Monarquía Arrogante y Criminal tienen mucha responsabilidad (o irresponsabilidad) sobre la actual situación de nuestros hermanos saharauis. La Monarquía es cómplice de la represión marroquí, como también es aliada del Sionismo Israelí contra los Palestinos. Un gobierno que pretenda ser progresista, como el que actualmente dirige a España, debería empezar a desmarcarse de esa Monarquía Opresora. Los españoles que tengan dignidad deberían promover un Referendo o Consulta para acabar con una Monarquía que no sirve de nada al pueblo español. Voz a los pueblos de Andalucía, del País Vasco, de Cataluña, de toda España. ¡Vivan las luchas de los Pueblos Saharahui y Palestino!. ¡Hasta la Victoria Siempre!. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, Lector Incómodo desde Jalisco

DEJA UNA RESPUESTA