Frente a las nuevas medidas adoptadas por el gobierno continúan los chantajes financieros. Todo pareciera igual, sin embargo, esta semana han comenzado a convocarse concentraciones contra el alza del precio de la luz. Estas movilizaciones han sido convocadas por el PCTE, que han sorprendido a más de uno, y por ello hemos hablado con su Secretario General, Ástor García.

  • ¿Cuál es la situación actual del mercado eléctrico y la posición del gobierno al respecto?

Cada día nos encontramos con que los precios en el mercado mayorista de electricidad están en máximos históricos y esto está teniendo ya una repercusión en las facturas de la luz. Las eléctricas están haciendo su agosto aprovechando el sistema de precios establecido que paga el megavatio hora al precio de la última que entra en llamado “pool” eléctrico, de modo que se fomenta que los monopolios eléctricos especulen. A ello se le suma que en junio el Gobierno introdujo nuevos precios en el peaje eléctrico que han subido el importe de la energía consumida. Todo ello repercute en lo que las familias pagan en la factura eléctrica, incrementándola, y tanto Gobierno como compañías eléctricas son responsables de la situación.

Ante esta situación, ahora el Gobierno ahora parece haberse dado cuenta de que buena parte de la factura de la luz no depende del precio en el mercado mayorista, sino de costes regulados e impuestos fijados por él mismo y lo que propone es aplicar rebajas temporales u ocurrencias como el “suministro mínimo vital”, que parece que va encaminado a prolongar en 4 meses más el período en que no te cortan la luz en caso de que no puedas pagar el recibo. Como siempre, se abordan parcialmente los síntomas del problema y se opta por que el Estado asuma costes sin tocar prácticamente a las eléctricas. Así seguimos como siempre, sin abordar la causa del problema, que no es otra que la concepción del suministro eléctrico como un bien de mercado y no como una necesidad social.

  • ¿Se ha tocado techo o la empatía revertirá la situación?

Mucha gente no sabe que en julio de este año se eliminaron los topes de precio en el mercado mayorista de electricidad. Antes del 6 de julio, el tope máximo era de 180 euros por megavatio hora (estamos ahora por encima de 170). Desde el 6 de julio el tope máximo es de 3.000 euros. Esto lo aprobó en mayo la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia alegando que hay un reglamento de la UE que lo permite. Por tanto, el techo al que esto puede llegar está todavía muy lejano. Por otra parte, nos dicen que las subidas de precios se deben a diversos factores como el precio del gas o los repuntes en el consumo, pero se habla muy poco de los derechos de emisión del CO2 con los que se ha creado un mercado en el que están entrando bancos y fondos a especular. No creo que se haya tocado techo porque en todo esto hay grandísimos beneficios en juego y a la mayoría de partes involucradas les viene de perlas esta situación. Pedir empatía en estas circunstancias es un chiste malo.

  • El verano ha tenido sus consecuencias, pero la llegada del otoño y el invierno puede recrudecer las consecuencias de las subidas, pero, sin embargo no se esperan movilizaciones desde otros sectores políticos o sindicales, ¿por qué?

Las razones habría que preguntárselas a quienes podrían estar organizando movilizaciones y no lo hacen, pero yo tengo algunas sospechas. Por una parte, hay sectores sindicales que consideran que el actual Gobierno es un “Gobierno amigo” al que no conviene tocar mucho las narices para no poner en riesgo algunas migajas que están consiguiendo a través del pacto social. En la vertiente política, hay quienes han pasado muy rápido de las plazas a las moquetas de los despachos ministeriales y siguen pensando que pueden estar en misa y repicando cuando se les echa en cara que es su Gobierno, del que forman parte, el que tiene un papel en todo esto. Estas cosas pasan cuando gobierna la socialdemocracia, hay muchos que todavía se creen la tesis del “mal menor” y no se manifiestan contra el actual Gobierno cuando estarían seguramente lanzando soflamas incendiarias si el Gobierno fuera del PP, aunque hiciera exactamente lo mismo.

  • ¿Cómo se han organizado las concentraciones desde el PCTE?

Las concentraciones del PCTE surgieron ante la constatación de que se está gestando un grave problema social en el país. Los precios de la luz son un indicador, quizás el más llamativo, pero hay otros. La subida del IPC es generalizada y no tiene que ver sólo con la subida de la luz, como algunos dicen. Los combustibles están también por las nubes, se está diciendo que se va a cobrar por utilizar las autovías y se ve en el horizonte ya que las condiciones de los fondos europeos van a agudizar el empeoramiento de las condiciones de vida y trabajo de la mayoría de la población en muy poco tiempo. La subida brutal de la luz es una muestra de que hay que buscar un camino alternativo al actual estado de cosas, que mientras se gobierne para los capitalistas no habrá solución eficaz para los problemas de la mayoría trabadora. Por eso entendemos que estas movilizaciones tienen que ser un punto de inflexión, un punto que ayude a que cambie la subjetividad y cada vez más personas pasen de una actitud de resignación a una actitud de lucha por sus derechos y sus condiciones de vida.

  •  ¿Cómo ha sido organizar movilizaciones de carácter nacional para una estructura como la del PCTE?

El PCTE nació con vocación de ser la herramienta para la defensa de los intereses de la clase obrera en todo el país. Los ataques que se están produciendo afectan a todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente del lugar donde vivan. Por tanto, una movilización de este tipo tiene que producirse en todo el país. En esta situación concreta, donde están metidos el Gobierno central y los grandes monopolios energéticos, las soluciones parciales no valen, y por ello hay que movilizarse desde Barcelona a Sevilla y desde Santander a Valencia.

  • ¿Están teniendo buena acogida?

Sí, la acogida está siendo buena y estamos viendo que hay mucha gente que pensaba, como nosotros, que era necesario comenzar a andar. Nosotros tenemos una propuesta definida para abordar esta situación, y también sabemos que hay otra gente que seguramente no la comparte, pero que sí está de acuerdo en denunciar la actitud del Gobierno y el papel de los monopolios eléctricos. Empecemos por ahí, hagamos notar el malestar social y planteemos salidas que sean en interés de la clase obrera y el pueblo, y no de los de siempre.

  • ¿Si no cambia la situación esperáis organizar más movilizaciones?

Desde luego. Esto es un punto de partida. Nosotros queremos que las próximas movilizaciones las convoquen más organizaciones sociales, que nuestro paso ahora sirva como chispa para un proceso de movilización sostenido y prolongado que ponga encima de la mesa, de verdad, cuáles son los intereses de los trabajadores y sus familias, que no son los que consideran los partidos parlamentarios, convertidos en meros gestores de los intereses de los capitalistas. Nosotros sabemos que no hay solución satisfactoria dentro del capitalismo, que cualquier conquista es efímera en tanto siga existiendo la explotación capitalista, por lo que aspiramos a sumar a cada vez más personas a esta lucha haciendo todo lo que esté en nuestra mano.

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.388 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.388 suscriptores.

1 Comentario

  1. No nos damos cuenta de que no se trata de izquierda o derecha, se trata de justicia, honradez y decencia. La clase política, toda ella, jamás prioriza el interés de la ciudadanía. Todos sopesan muy bien sus decisiones, en base al beneficio o perjuicio político que aporten.

DEJA UNA RESPUESTA