Iria Bouzas

Si hay una persona que transmite en segundos lo que significa ser una mujer empoderada esa es Irantzu Varela. Se define sin complejos como feminista radical y defiende el feminismo como una herramienta de transformación que tiene que combatir el sistema capitalista y heteropatriarcal en el que vivimos.

En la cercanía Irantzu desborda solidaridad la y cercanía. Es capaz de combinar la rotundidad de sus afirmaciones sobre temas tan serios que afectan al 50% de la población, las mujeres, con una amabilidad y una sinceridad que te hacen olvidar que le estás haciendo una entrevista para sentirte en la comodidad de una conversación sobre feminismo con una mujer a la que querrías seguir escuchando durante horas.

La gestación subrogada como comercialización del cuerpo de las mujeres en el feminismo no tiene sentido.

Después del 8M parece que estamos para un buen momento para el feminismo. ¿Qué riesgos crees que corre el movimiento ahora? ¿crees que el hecho de que se ponga de moda puede desvirtuar la lucha feminista?

Yo, en general hago un balance muy positivo. Desde luego lo que pasó el 8 de marzo no tuvo nada que ver con movimientos espontáneos ni con gente a la que le dio por salir a la calle. Realmente fue la demostración del trabajo del movimiento feminista y del trabajo del día a día de muchas mujeres en los pueblos, barrios y facultades que ha servido para transmitir el mensaje.

Lo que sí me preocupa es que pueda haber un sector de gente que pueda pensar que las reivindicaciones feministas son solo la igualdad, combatir la discriminación, libertad, etc. ¿Cómo no te vas a apuntar a eso? Esos son mensajes muy fáciles a los que apuntarse pero me preocupa que haya gente que no entienda la profundidad del discurso que es un discurso antisistema, anticapitalista y antipatriarcal. De lo que estamos hablando es de hacer cambios muy profundos y de transformar las estructuras sociales. Me preocupa que haya quienes piensen que se puede ser solo un poco feminista cuando el discurso no está hablando de hacer cambios puntuales. Pero por lo demás yo veo que ha sido todo positivo.

¿Crees que hay una parte de la izquierda y del feminismo que han asumido como propios principios neoliberales? Me refiero sobre todo al tema de la regulación de la gestación subrogada.

Yo entiendo que desde el feminismo en el contexto político y capitalista en el que estamos no se puede estar a favor de la gestación subrogada tal y como se está planteando. No se está hablando de que las mujeres creemos redes de solidaridad en las que las mujeres parimos hijos que van a cuidar otros. Lo que se está planteando es lo que dice Silvia Federici de que “el cuerpo de las mujeres es la última frontera del capitalismo”. Se está llevando al absoluto de que nosotras ya no producimos mano de obra, ni siquiera voluntariamente. Este modelo nos convierte en subarrendadas para producir mano de obra. La gestación subrogada como comercialización del cuerpo de las mujeres en el feminismo no tiene sentido.

Hay temas como el de los feminicidios o la brecha salarial de las que se habla, ¿crees que puede haber temas vitales para el feminismo que pueden estar siendo silenciados o relegados en el debate?

Por supuesto. Es que en contra de que maten a mujeres, entiendo que está cualquier persona, pero es que en realidad para que nos dejen de matar, violar, pagar menos o esclavizar en el trabajo de cuidados en casa lo que hay que cambiar es el sistema. Vivimos en un sistema que es el capitalista que está basado en la explotación de la clase obrera y en la explotación de las mujeres como cuidadoras gratuitas o como trabajadoras más precarias. No se pueden atajar los problemas sin ir a la raíz de ellos. De ahí que el feminismo debe ser radical, pero radical en sentido de que vaya a la raíz de los problemas.

Dicen que lo que más daño hace al poder es la unión. ¿Consideras la sororidad como un ideal o crees que la solidaridad entre mujeres puede ser un arma para conseguir la igualdad?

Por encima de todo yo creo que el feminismo es solidaridad entre nosotras y nosotres. ¿Vamos a tener debates abiertos? ¡Por supuesto! ¿Vamos a tener discrepancias? ¡Por supuesto! La lucha feminista siempre se ha caracterizado por pelear y luchar al lado de la que no piensa como tú en absolutamente todo. Habrá que debatir pero en asambleas y espacios de debate.

Está en juego el hecho de si las mujeres somos libres para decidir sobre nuestros cuerpos sin poner nuestra vida en riesgo

El machismo ya no es políticamente correcto. ¿Crees que sigue vivo pero disfrazado para ser socialmente aceptado?

De hecho la primera de las formas de machismo es esta que no reconocer los comportamientos machistas que hay en las prácticas individuales de cada cual. Esto que estamos oyendo mucho ahora de “¿pero cómo puedes decir que yo soy machista?”. Esta gente que quiere que quiere decir que no es machista o que es feminista pero sin renunciar a sus privilegios. Solo hay que ver a todos esos “profesores” de feminismo que nos están saliendo ahora que nos quieren enseñar a nosotras como hacer las cosas pero que no tienen intención de hacer una autocrítica y mirar sus propios comportamientos individuales. Solo hay que ver a los hombres que están incómodos con los espacios no mixtos. La lucha feminista ha contado siempre con los espacios autónomos y estos espacios son necesarios. Si te molestan es que estás cómodo en tus privilegios.

Hay muchas mujeres que participan en el activismo en espacios mixtos que están quejándose de que la lucha feminista siempre termina relegada al último lugar de importancia por considerarlo algo “no prioritario”. ¿Coincides con ese análisis?

Sí claramente, en los espacios mixtos una de las principales peleas es el convencer a tus propios compañeros de que la lucha feminista es fundamental, que tiene que estar al mismo nivel que las otras luchas y que hay que empezar por los comportamientos machistas de los propios militantes y por las estructuras heteropatriarcales de las organizaciones mixtas.

Parece que la sentencia sobre “La Manada” está tardando en ver la luz. Si finalmente es absolutoria, ¿piensas que va a haber movilizaciones de los grupos feministas?

Yo espero que sí. Yo creo en lo colectivo y espero que nos organicemos para movilizarnos pero desde luego te puedo decir que yo, individualmente me voy a movilizar. Para mí es un punto de inflexión porque ahora mismo está en juego el hecho de si las mujeres somos libres para decidir sobre nuestros cuerpos sin poner nuestra vida en riesgo para ello.

1 Comentario

  1. Porque no se presentan las feministas a las elecciones generales?????
    De manera autónoma…….organizadas a nivel estatal …….Ánimo…..las españolas piden organización independiente feminista

Deja un comentario