Entrevista a Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y artista polifacético argentino

9

“Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y artista multifacético argentino. Desde los años setenta del pasado siglo hasta la actualidad, además de haber publicado diversas obras ensayísticas, poéticas y literarias, traducidas a varios idiomas, ha sido uno de los referentes en Argentina del pensamiento y de las artes audiovisuales y escénicas de ultravanguardia. Hoy en día, también es uno de los activistas políticos y culturales más conocidos en el mundo hispánico.” Darío Hernández

«Es legítimamente el heredero vivo de este sujeto de estilo, el dandy: hombre veraz, incómodo, no negociable y sobre todo comprometido hasta el límite en su pensar y hacer con el acontecer de este tiempo», dijo sobre Sanguinetti el escritor Adolfo Bioy Casares.” (Nexo nº 9 (pag. 65-76), año 2012: Revista Intercultural de Arte y Humanidades)

plaza-de-mayo

‘PREGUNTAS A CIERTAS RESPUESTAS’: 

Advertencia: si el que pregunta busca la verdad, no se conforma con el ingenio o la elegancia.

  1. Acostumbran a definirte como un ‘performer’. La performance ¿es una actividad artística, un espectáculo o una moda?

Tengo demasiadas  pocas costumbres y no me agrada por principio autodefinirme, ni como performer, ni como nada. En cuanto al hecho de definirme como performer o filósofo, que se hagan cargo los teóricos y críticos de la cultura, que me han definido como tal: Jean Baudrillard, Umberto Eco, Peter Golding, Carlos Espartaco, Alvino Diegues Videla, entre otros.

El arte de la performance nos remite tautológicamnete a la performance del arte como situación en su totalidad alternativa, partiendo de elementos primarios, mínimos, anteriores a cualquier sublimación sobre objetos y conceptos puestos en acto, en un metafórico museo negro, desde donde, como irónica parábola, acariciamos la sombra del teatro.

  1. Los políticos sostienen que todo es política, que hasta no pensar o hablar de política es político. ¿Tú actividad de filósofo y performer tiene un sentido polítco?

Los que sostienen esta teoría justamente no son los políticos, que no gozan de la capacidad para formular preguntas de índole filosófica como esta. Quiero aclarar que antes que performer soy un hombre que goza vive y sufre. El sentido político, si lo tiene, no está en mi ánimo, ni es mi propósito que lo tenga, queda a cargo de teóricos, periodistas devenidos en críticos, top models devenidas en periodistas, señoritas sin rumbo devenidas en top models y así sucesivamente hasta llegar al núcleo constitutivo. Me podrás preguntar que es el núcleo constitutivo y te puedo responder, es una ronda de suplicios, caprichos, temblores, terrores, golpes de martillo, una ronda apocalíptica de violencia pulsional que ninguna ley puede canalizar y a la que podemos llamar existencia.

  1. ¿Tu actividad política de hace unos años se explica como una performance?

Cómo hombre de la cultura de este tiempo, hice una puesta a la apuesta, intentando definir, redefinir, organizar, reorganizar mi espacio escénico. “Sintetizando”, la respuesta es sí.

Enervado por violencias cotidianas, asediado por insultos, objetivamente debilitado en la economía interna de espectáculo que quise poner en escena, en este ajedrez que se humedecía, se derrumbaba, se desmoronaba, se disipaba, lentamente la idea comenzaba a sustituir a la imagen, provocando la reacción exacerbada de los admiradores y detractores de mi persona, a los que no les habría desgradado llevar una propuesta creativa hasta el límite, como lo hice, asimilándome a la idea nietzschiana del artista-héroe,  ¿o nos quieren convencer que los artistas-poetas estamos sólo para entretener? No ignoro los riesgos que corría en semejante apuesta, ajena a todo tipo de especulación, como tampoco ignoraba lo incómodo del espacio en que me tocaba operar, donde me tildaban desde trotskista, anarquista, existencialista y demás. Me agradaría responderles a estos medievales tardíos, remitiéndome a la palabra de un escritor argentino, arqueólogo de la cultura Hispanoamericana Bernardo Ezequiel Koremblit, que desde Radio Nacional en su programa de cultura, comentando acerca de mi ensayo “Alter Ego”, dijo.”Sanguinetti es exactamente, puntualmente, estrictamente lo contrario de un superficial…un hombre con las características que distinguían a los del Renacimiento: un humanista” y siguen los comentarios.

  1. Alguna vez se dijo que la pintura de caballete había muerto.¿La performance sigue viva?

Ante la situación difusa por la que atraviesa la denominada cultura de hoy, el artista se mueve de simulación en simulación, intentando recuperar no sé que tradiciones y mitos, deviniendo por ende la pérdida del “áurea” de la obra. No puedo ignorar la decepción devenida en escepticismo por la que atravesamos los artistas, por lo tanto disculpame, debo decirte que tú pregunta me resulta ingenua, y a mi vez me pregunto, ¿alguna vez ha estado viva?

  1. Puesto que todo nace y muere, la posmodernidad, en algún momento, debe agotarse, ¿ha llegado ese momento? ¿y después qué?

Primero te aclaro, los profetas sociológicos, o teóricos de la cultura, como quieras llamarlos, nunca me hicieron creer que vaya a creer en lo que fue denominado posmodernidad, que asimilo más a la cotidianeidad de un lenguaje sospechoso, que sugiere que entremos en la pertenencia de la incertidumbre. El demonismo, como metáfora de la realidad de hoy, no está ausente. En mi libro “El Pedestal Vacío” me extiendo sobre este tema en particular. A la posmodernidad la considero la ficción más perfecta de la apología. Tras la máscara, la retórica desgastada del relato, deja paso como dice Deleuze, a un pliegue de espectáculo. un embaucamiento.

A nosotros corresponde aventurarnos, con un entusiasmo que no puede ser fingido, en una tarea que se sabe imposible. Sabiendo además que si se intenta, se pierde la vida en el empeño, y si no se intenta, la vida está perdida de antemano, antes de vivirla.

Con todo, donde todo parece querer decirnos que algo concluye (un milenio, un mundo), yo intuyo que algo comienza. Y donde todo parece querer decirnos que algo comienza, sé que algo continúa. Tiempo al tiempo y espacio al espacio.

  1. Los ensayos filosóficos y poemarios que te han publicado, traducido a varios idiomas, hicieron que se detengan en tú pensamiento trascendentes personajes de la Cultura como Eco, Baudrillard, Jones entre otros. ¿Quién crees que se aproxima más a la verdad, el filósofo, el poeta, el científico o el político?

Siendo sistemático y riguroso, de acuerdo a la praxis histórica, te tendría que responder que el filósofo, pero no olvidemos a los sofistas. Recordando a Rilke y Rimbaud no puedo dejar de pensar y sentir que un poeta está más cerca de la verdad. Pero tampoco puedo dejar de pensar que esta pregunta nos aleja de la verdad.

  1. “No he cometido ningún crimen… salvo quizás el de nacer aquí”, escribiste en tu ensayo “Morbi Dei” ¿Pensás lo mismo?

Eso forma parte de mis creencia y ‘descreencias’. Más allá de toda paradoja, en una serie acrecentada de retornos, de golpes de teatro donde apuntamos a existir en ese estado de perversión que tiene el discurso de un artista, que deviene por un continente real que es el lenguaje.

  1. ¿Por qué pasas generalmente de la prosa al poema en tus escritos? ¿ Lo expresa mejor uno que otro?

No, los dos forman una sola cosa. A una expresión se llega al final de un ciclo. Las palabras son una selva de signos y a veces es muy ciego el crédito que le acordamos a los que describen y esto es una prueba de que aceptamos los detalles del paso de la prosa al poema como una totalidad. Si logra su cometido, arriesgamos y torcemos la proa de la escritura.

  1. ¿A qué edad empezaste a morir?

Desde los tres o cuatro años, los interrogantes existenciales no han dejado de golpearme.

  1. Hace unos años, la noticia de la muerte de Dios conmovió al mundo.¿Tenés alguna idea de quién lo mató? 

La muerte de Dios o de la idea de Dios es además la muerte simbólica del “autor” por excelencia. No es casual que la preocupación de la búsqueda de un autor para el mundo, se produjera a un paisaje relativamente natural, anónimo. Y si todo autor se define por su responsabilidad respecto a lo hecho ¿sobre quién recaerá la responsabilidad de la muerte del responsable por excelencia? ¿Muerte natural? ¿Homicidio colectivo? ¿Suicidio, o tal vez eutanasia?…Sabemos ya que todas las posibilidades forman parte de de esa negatividad ultra-afirmadora del dios. Y en cualquiera de los casos, es posible intuir que si la responsabilidad del delito define al autor, serán el ocultamiento de la responsabilidad, la inocencia, o simplemente la irreponsabilidad, quienes definirán a su asesino.extranjeramagazine

  1. Háblame del espíritu del artista, el del guerrero y del héroe.

Sabemos que la historia de la libertad de expresión avanza a pasos minúsculos. El máximo ejemplo se da en el campo del espíritu. Siento mucho si lo que acabo de decir suena amargamente optimista. El espíritu del artista, del guerrero y del héroe, en tanto tengan entidad y autenticidad, ganan su condición de ser. Es imposible determinar la indeterminación, es una apelación al vacío. El héroe en su concepción clásico moderna ha muerto y sucede que la certeza de su fallecimiento deja vacante un lugar que no puede permanecer vacío y que cada uno de ustedes, lectores, no pueden ocupar sin dejar de serlo. La “textualidad” promueve un nuevo héroe, que no es simplemente anónimo, sino un sofisticado e ilustre Don Nadie, Don Todos y Don Ninguno.

13.¿De dónde proviene y a dónde se dirige tu pensamiento?

No quiero hablar de la historia del espíritu, ni de las aproximaciones fisiológicas, psicológicas, sino de final…ni de las realidades perturbadoras de genio e idiotez, de jerarquías y de amarguras…no deseo hablar de futuro, ni de religiones, de parlamentos, ni de academias, ni simpatías…¿sería necesario que hablara de todo? Es imposible. Por lo tanto sólo puedo decir todo aquello de lo que yo puedo hablar, lo que concierne a la filosofía, a la poesía…no puedo dejar de hacer mención de la ignorancia y la verguenza…quizás les pueda agradar que no hable aquí realmente de nada, pero no quiero dejar de mencionar el poder de los estúpidos, la avidez burguesa, la hipocresía de los políticos, la inflexión de los intelectuales…tampoco puedo dejar de mencionar a Séneca, Shakespeare, Hölderlin, Novalis, Rousseau, Nietzsche, Dostoievsky, Kierkegaard, Mahler,  Benjamin, Camus, Doeblin, Joyce, Onetti, Bioy Casares, Arlt, Benedettí, Vian, Kerouac, Foucault, Derrida…¡Qué error! Una humanidad que no sospecha nada, hombres con cierta simplicidad y la bajeza y pobreza de sus necesidades…Los estados, los gobiernos, los pueblos, son estructuras condenandas sin cesar a la infamia, a la calumnia…la vida es desesperación en que se apoyan las filosofías, las que finalmente son prometidas a la demencia, al diseño y a la publicidad…instrumentos de la decadencia, criaturas de la agonía, todo es claro, nada comprendemos.¿Pero entonces que queda?, se preguntarán…es evidente que la pregunta es completamente idiota…y lo que acabo de enunciar, ¿no es más trampa que salida? Afortunadamente no . Voluntariamente no.

14.¿Dónde empieza el más allá? ¿La eternidad es una flecha que atraviesa este instante?, ¿es una máscara, o es la identidad del presente?

Creo que más acá. Recuerdo en este momento a Arthur Koestler, remítanse a su libro “Flecha en el azul”. La eternidad es una máscara…una máscara…una máscara…y así ad infinitum, sucesivamente, máscara tras máscara.

15.¿Te proponés algunameta en tu obra o en tu vida?

Te aseguro que jamás me lo he planteado en términos estrictos. Mi vida la viví con la espontaneidad de unaemergencia. No puedo darme el lujo de proponerme metas.

  1. ¿Reconocés límites en tu acción?

Muy pocos. Legitimo en acto cada palabra que pronuncio en mi discurso, no sé, si por persistencia, coraje o voluntad, mas no niego ser un escéptico. Reconozco al escéptico como víctima de la decepción y del sentido. El desafío entonces, sería vivir sin la ficción de los valores, no más allá, sino más acá del bien y del mal, del entusiasmo y la decepción, de creencias y nihilismo. Aquí, donde todo es apasionante, doloroso y vivo, ¡ah! y sin tranquilizantes.

  1. ¿Serías capaz de admitir un error, o una derrota?

¿Te parece que después de todo lo dicho tenés derecho a hacerme esa pregunta? Por si queda alguna duda, para alguien que lee de reojo, sí soy capaz, y mucho más, de admitir derrotas, errores de todo tipo y cuestión, acerca de lo que sea o lo que no sea.

  1. Se dice que sos un  Don Juan, además de parecerte a Liszt, Plant y algún superhéroe. Sé que haz mantenido relaciones amorosas con diverso tipo de mujeres. poderosas, actrices de talento y de fama, odaliscas, condesas, top models y algunas orientales contestatarias. ¿Te animarías a hablar de ellas, es decir de las mujeres?

No me considero un Don Juan, me agrada más Casanova, a quién considero el precursor del dandysmo. último heredero de la tentativa estoica, convocando al vacío en sí, para conquistar el aspecto frío, “lejano”, a miles de kilómetros de las sensaciones inmediatas, condiciones que califican al dandy.

De las mil y tantas mujeres con las que he mantenido relaciones, puedo decir que me han dado todo y todo me han quitado. Recuerdo alguna mano, algún coño suave, alguna tibieza, alguna mirada, alguna axila, lengua, muslos, vagamente olores, intentos de poemas peregrinos que me han escrito, de los cuales conservo alguno, de una similitud que espanta o que maravilla.. El filo de la metáfora me trae a la mente a Lilith y los demonios en sus relaciones. No olvidemos qui´´en es Lilith, es la Venus de la contracepción, el testimonio del control demográfico junto a la emancipación. Varias de estas mujeres me han dado hijos. Esos hijos y los que vendrán los he tenido y tendré con mujeres…por lo tanto, decir, que algunas me siguen maravillando y creo que yo a tantas otras también, no es una tautología.

  1. Dicen las escrituras que Dios moldeó al hombre con barro pero para crear a la mujer le sacó la costilla. Platón decía que él y ella eran una sola persona, el andrógino, pero que Zeus, en un acceso de furia los dividió en dos.¿Qué opinás de eso?

El pansexualismo freudiano ve un atributo sexual en cada forma y en toda relación una forma sublimada de la sexualidad. Pero la sexualidad, como la política, puede considerarse como uno de los desarrollos de los conflictos de la diferencia, de la sexualidad. Y es siempre la diferencia la que subyace en cada conflicto de identidad y relación. En cuanto a Zeus, no olvidemos de las palabras de Esquilo en su Prometeo: Zeus es rígido y recordemos que el que antecedió a Zeus en el reino del Olimpo fue Saturno, genuino poseedor del trono. Honestamente Zeus, jamás me ha interesado: como todo tirano era un optimista.

  1. ¿Qué lugar ocupa la amistad en tú escala de valores?

Tengo el privilegio de haber tenido y tener amigos-camaradas, dos o tres. En mi escala de valores la amistad es lo primero. Algún nostálgico preguntará ¿y el amor? De eso, de eso no se habla.

  1. Hablemos del dolor.

Existen grandes enseñanzas en el fondo del dolor, sin embargo considero inútil el doro-sufrimiento en cualquiera de sus formas. No lo merecemos, cual frágiles criaturas expuestas a nosotros mismos frágiles criaturas. Hace años en instancias de sobrevivencia, encontré un pensamiento de Nietzsche, que hice mío: “todo hiere”.

  1. ¿Qué futuro esperas para tus hijos, o para el planeta en general?

Pasarán los años. Los límites se borrarán y el ángulo recto perderá su frescura. En una inversión de causalidad, para el mundo espero que el deseo, la pureza, el placer, el pájaro, el árbol, el poema, los veranos dorados, los inviernos soñados, la nostalgia, los sueños, la amistad, las playas eternas no se pierdan en la ficción. Que los dioses de batallas económicas. hoy principio y fin de todas las cosas, los que reptan hacia la cima, los que juegan anestesiados por el poder, que es malo, es feo, es pobre, estéril,  monótono y está muerto, se consuman en el fuego eterno.

Entrevista realizada por Ricardo Becher (Director de Cine argentino de ‘culto’, fallecido en agosto de 2011) http://en.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Becher

9 Comentarios

  1. Me ha dejado maravillado leer esta entrevista. ¡Vaya! que universo el de este filósofo. Las palabras huelgan y saludos desde México. Dejo este fragmento, creo nos pega duro en el alma:
    “Pasarán los años. Los límites se borrarán y el ángulo recto perderá su frescura. En una inversión de causalidad, para el mundo espero que el deseo, la pureza, el placer, el pájaro, el árbol, el poema, los veranos dorados, los inviernos soñados, la nostalgia, los sueños, la amistad, las playas eternas no se pierdan en la ficción. Que los dioses de batallas económicas. hoy principio y fin de todas las cosas, los que reptan hacia la cima, los que juegan anestesiados por el poder, que es malo, es feo, es pobre, estéril, monótono y está muerto, se consuman en el fuego eterno.”

  2. BRAVO POR SANGUINETTI, TODO UN HOMBRE Y UN PENSADOR ÚNICO, SILENCIADO EN SU TIERRA POR LOS SICARIOS DEL ARTE. LOS IDEALES NO SE MATAN TIENEN PATENTE EN EL ALMA Y SON ETERNOS. ESTA ENTREVISTA ES UNA JOYA. LA VIDA DE ESTE GENIO DEBERÍA SER FILMADA. SALUD!

  3. Es un hombre admirable, estamos frente a una persona con una mención a un premio Nobel y nos encontramos con un ser humilde y sin soberbias adquirida, con la simpleza de los grandes, gracias Eduardo!!

  4. Una entrevista para aquellos que conocemos o no de E. Sanguinetti, con parte o toda la obra publica y referenciada a la vida diaria, omisa seria nuestra actitud si no solo valoramos su posición y propuesta positivamente y como referente, sino ademas reconocerlo como parte de “la soluciÓn” (no solo cronista del problema). Abrazos hispanos!

  5. Amo a este personaje, con toda mi alma. Es un genio total, merece un lugar de privilegio entre los grandes. De que manera lo condiciona su país Argentina y los resentidos que no soportan tanto talento. Somos muchas las mujeres que lo amamos y admiramos. Te amo Sanguinetti!

Deja un comentario