El juez de Mayor Riesgo B de Guatemala, Miguel Ángel Gálvez, envió este miércoles a juicio a Roberto Barreda de León por el feminicidio y desaparición de su exesposa Cristina Siekavizza, casi ocho años después del hecho.

Gálvez resolvió que Barreda, hijo de la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia Beatriz Ofelia de León, deberá enfrentar finalmente un juicio por los delitos de obstrucción de justicia, feminicidio y maltrato contra menores de edad, además del asesinato y desaparición de Cristina Siekavizza.

A criterio del juez Gálvez, los medios de prueba que presentó la Fiscalía demuestran una «posible responsabilidad» de Barreda en el hecho.

«Cuando se encontraba en el interior de dicha residencia usted discutió con su cónyuge (Cristina), luego ingresaron discutiendo a la habitación que ocupaba su hijo Roberto José, ubicada en el segundo nivel, donde la privó de la libertad y, aprovechándose de su complexión física, golpeó a su cónyuge hasta causarle la muerte», aseguró el juez durante la audiencia.

Hace dos años, en marzo de 2017, la Corte de Constitucionalidad había decidido revocar la apertura a juicio en contra de Barreda por «modificaciones» en la acusación de la Fiscalía en la audiencia en la cual, en ese entonces, se decidió que Barreda debía enfrentar juicio por la muerte y desaparición de su esposa.

La semana pasada, el juez Gálvez ordenó una inspección ocular en el domicilio de la familia Barreda-Siekavizza, el cual no se había abierto desde la desaparición de la mujer y la salida del país de Roberto Barreda cuando se le señaló como sospechoso de la desaparición de su entonces esposa.

En la diligencia también estuvieron la madre de Barreda, Beatriz Ofelia de León, así como el padre de Cristina, Juan Luis Siekavizza, y los querellantes del proceso: la Fundación Sobrevivientes.

Barreda, quien aún semanas después de la desaparición de Cristina Siekavizza se mostraba «indignado» y pedía en manifestaciones la aparición de su esposa, huyó del país junto a sus hijos menores de edad el 3 de agosto de 2011 hasta que el 8 de noviembre de 2013 fue capturado en Mérida, Yucatán (México), con los apellidos cambiados a «Barreira Villarreal»

El juicio estará a cargo del Tribunal de Mayor Riesgo C, presidido por la jueza Silvia de León, el cual también llevará el juicio contra de la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia y madre de Roberto Barreda, acusada de haber colaborado con su hijo en ocultar evidencia de la desaparición de Cristina Siekavizza y de haber amenazado a la trabajadora doméstica de la casa de la familia Barreda-Siekavizza, Olga Petrona Say, testigo de la muerte de Cristina.

En el caso también están implicados un amigo de Barreda, Javier Mendizábal, acusado de «obstrucción a la justicia y encubrimiento propio», además del investigador privado José Celada, por «obstrucción y usurpación de funciones».

Olga Petrona Say, que sería colaboradora eficaz en el juicio, para el que todavía no hay fecha, ha relatado en anteriores ocasiones que durante los cinco años que trabajó con esta familia observó constantes discusiones y que la madrugada del 7 de julio de 2011 escuchó que arrastraron algo por las gradas.

La Fiscalía cree que Barrera golpeó a su esposa hasta matarla y que luego sacó el cadáver de la casa en su camioneta y se movilizó por varios puntos del país para ocultar el cuerpo, que hasta ahora no ha sido localizado.

Además de Say, se habían aceptado los testimonios de los padres de la mujer desaparecida y de sus hermanos, así como el testimonio grabado de uno de los hijos de la pareja.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA