Quince buitres negros serán marcados con emisores GPS para poder asegurar su seguimiento cuando sean puestos en libertad en unas semanas dentro del proyecto ‘Monachus’ de la asociación Grefa.

Según informa esa organización, el marcado se realizará en Huerta de Arriba (Burgos) el 31 de agosto, coincidiendo con la celebración el fin de semana siguiente del Día Internacional de los Buitres.

El objetivo del programa es contribuir a la creación en el Sistema Ibérico de una colonia de cría de buitre negro, que es una especie catalogada oficialmente como amenazada en España, para que sirva de puente a otras ya existentes en la Península Ibérica y el resto de Europa.

El buitre negro no se reproduce en la zona de la Sierra de la Demanda burgalesa desde hace más de medio siglo.

El Proyecto Monachus en la Sierra de la Demanda para la recuperación del buitre negro y otras rapaces necrófagas es posible gracias a la asociación Grefa, con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, Red Eléctrica Española (REE), el grupo de acción local Agalsa y la Fundación Caja de Burgos-Obra Social “la Caixa”.

También colaboran en el proyecto la Junta de Castilla y León, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, el Ayuntamiento de Huerta de Arriba (Burgos) y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.

Deja un comentario