El equipo de baloncesto de niños de la etnia indígena triqui, del sureño estado de Oaxaca, exponen su cultura y la situación de los pueblos de la zona frente a «los privilegios de los niños de acá» en el Segundo Campamento de Niños y Niñas Indígenas y de Pueblos Originarios en Ciudad de México.

«Aquí queremos tratar de convivir con los niños de esta ciudad y platicar de las vivencias de los niños triquis», explicó a Efe Guillermo Merino, entrenador de los jóvenes que forman parte de este proyecto que empezó hace 10 años.

Con el paso de los años, los niños triquis han ido dándose a conocer por todo el territorio, especialmente por jugar descalzos, por lo que han llegado a sufrir discriminación, según cuenta Zaira Sosa, una de las jugadoras.

Aunque han ganado reconocimiento, Merino se quejó de que siempre ha sido difícil -y sigue siéndolo- conseguir apoyos, pero quienes están involucrados en este proyecto opinan que «hay que esforzarse para cumplir metas».

«Queremos que los niños en lugar de estar en casa o en las calles con vicios, tengan juegos de recreación, hagan ejercicio y sobre todo se diviertan», sentenció el entrenador.

Ya son varios los niños de este equipo de baloncesto que han conseguido llegar a la universidad, donde están cumpliendo el sueño que también espera poder alcanzar Zaira, quien sueña con «ser odontóloga, tener una beca y parte dársela» a sus padres.

Por su parte, Gabriel Hernández, de diez años, otro de los niños que forman parte del equipo desde hace cinco años, valora mucho el apoyo entre compañeros y también con los entrenadores.

«Estamos aquí para disfrutar y divertirnos, es un festival bien bonito para festejar el día del niño», añadió.

Este campamento termina el día 30 de abril, fecha en la que se celebra en México el Día del Niño, dedicado a la fraternidad, la comprensión de la infancia y la promoción del bienestar y de los derechos de los niños.

En este campamento se regalarán, además, un juguete a cada participante, promoviendo el derecho de los niños a divertirse independientemente de sus condiciones sociales o económicas.

Fuente


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario