Las olas de calor han causado más de 13.000 muertes en España en un década. En total, 13.333 personas han fallecido en nuestro país en la última década como consecuencia de las olas de calor. Es por ello que avisamos al Gobierno de la necesidad de tomar medidas para afrontar el cambio climático, causante de la variación extrema de temperaturas.

El registro de altas temperaturas hasta antes nunca alcanzadas y el extremo de situación climáticas responde a las consecuencias del cambio climático. Esta situación ha producido en España el aumento de olas de calor -y sus respectivas consecuencias, así como la transmisión de enfermedades infecciosas.

Además, la cantidad de gases de efecto invernadero liberados en la atmósfera de la Tierra durante el año 2017 alcanzó máximos históricos. Nuestro planeta experimentó el año pasado los niveles de gases de efecto invernadero más altos en registros que se remontan a 800.000 años, así como los niveles del mar que subieron más y a mayor tasa que hace décadas.

Asimismo, los incendios en Europa han aumentado en un 40%, afectando a países que anteriormente no sufrieron este problema, como es el caso de Suecia.

Es por todo ello que dese EQUO insistimos en la importancia de tomar el cambio climático como una problemática actual cuyas consecuencias son devastadora. Un grado más o menos si importa. Limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados, reduciría significativamente las muertes por calor extremo.

Deja un comentario