EQUO Berdeak alerta que las 120 personas pensionistas receptoras del bono social de electricidad podrían perder esta ayuda por los cambios normativos

En Vitoria-Gasteiz, 120 personas pensionistas han recibido en 2018 la ayuda municipal para financiar el gasto energético. Estas pensionistas con escasos recursos económicos, además, han solicitado el bono social de electricidad del Ministerio para la Transición Ecológica, un descuento en la factura eléctrica que supone un ahorro económico a las personas que están adheridas al mismo. Sin embargo, estas 120 personas podrían perder estas ayudas ante los cambios legislativos aprobados por el Consejo de Ministras: el nuevo bono social requiere la confirmación proactiva de los consumidores vulnerables para seguir accediendo a él.

Vencido el plazo de renovación el 8 de octubre de 2018, se estima que, a nivel estatal, sólo alrededor de 700.000 personas usuarias de las 2,4 millones que ya tenían el bono logró renovarlo, dejando esta situación a alrededor de 1,7 millones de personas fuera. Miles de solicitudes fueron rechazadas por cuestiones menores y otras no llegaron a presentar la solicitud. Estas cifras muestran un fracaso en una campaña que deja en una situación muy grave a las personas que sufren pobreza energética. El gobierno Sánchez ha extendido el periodo de solicitud de la renovación, con un periodo de prórroga hasta el 31 de diciembre de 2018. Sin embargo, la información aún no está llevando y los nuevos requisitos y procedimientos no están claros, con el riesgo de que otra vez miles de personas consumidoras vulnerables que ya tenían este bono social, lo pierdan (incluso sin saberlo), dejando de beneficiarse del mismo desde el periodo de octubre.

EQUO Berdeak solicita que, antes del 31 diciembre, las personas ya beneficiarias del bono conozcan la necesidad de renovación para no perder el descuento desde octubre de 2018 y continúen siendo beneficiarias del mismo. Asimismo, que personas aún no beneficiarias soliciten su adhesión al bono social. Es decir, que nadie se quede sin renovar el bono social (personas que ya lo tienen), ni sin sumarse por primera vez al mismo (nueva solicitud) lo antes posible, por falta de información o problemas con la tramitación. Para ello, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz debe realizar una campaña de información directa a las personas consumidoras vulnerables para que ninguna persona se vea excluida de una protección a la que tiene derecho y que ya estaba disfrutando.

Oscar Fernández, candidato de EQUO Berdeak a la Alcaldía de Vitoria-Gasteiz y concejal de IRABAZI-GANAR (IU/EQUO), señala que “ante las subidas alarmantes del precio de la electricidad es fundamental poner todas las facilidades para que ninguna persona se quede sin luz este invierno. La obligación de renovar el bono social de forma proactiva va a provocar que muchas personas se queden sin estas ayudas vitales para su bienestar. Por eso, pedimos que el Ayuntamiento sea un agente activo para que nadie se quede sin dicha ayuda”.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario