Redacción EQUO Berdeak

Tras la denuncia realizada por el grupo ecologista Eguzki sobre la pesca ilegal de 20 ejemplares de tiburones por parte de un palangrero de Ondarroa, EQUO Berdeak reclama al Gobierno explicaciones sobre esa captura ilegal.

Lamentablemente este hecho no es nuevo. Ya el pasado año en ese mismo puerto pesquero fueron tomadas fotografías en las que se podía un ver gran número de tiburones apilados despojados de sus aletas. El personal del puerto no fue capaz de identificar entonces ni la propiedad ni procedencia de algunos de los ejemplares. Por su parte, el Gobierno vasco no aclaró de qué especie se trataba, si de tiburones azules, cuya pesca sí sería legal o marrajo sardinero, en peligro de extinción y protegida, que no debe ser capturada, según las recomendaciones de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico.

En esta ocasión han sido funcionarios del Servicio de Inspección Pesquera del Estado los que se han incautado de esas 20 piezas de marrajo sardinero durante una inspección a un buque palangrero en el puerto de Ondarroa.

La formación ecologista se pregunta si el Servicio de Inspección Pesquera del Gobierno Vasco estaba al tanto de los hechos cuando intervinieron desde Subdelegación de Gobierno. Por este motivo, a través de su parlamentario en el grupo Elkarrekin Podemos, José Ramón Becerra, recabarán información sobre estas infracciones y el grado de conocimiento del Gobierno sobre estos hechos que se repiten en el puerto vizcaíno. EQUO Berdeak ya ha denunciado en anteriores ocasiones que el grupo de delitos medio ambientales de la Ertzaintza no dispone de medios suficientes para combatir y prevenir estos delitos e infracciones. “Los medios tanto materiales como técnicos con los que desempeñan su labor estos agentes son insuficientes, así como la formación que reciben”, ha declarado el coportavoz, Ramón Sánchez.

Deja un comentario