Hoy se ha aprobado en el Congreso la modificación de la Ley de Biodiversidad propuesta por el Partido Popular y apoyada finalmente por PNV, Ciudadanos y el PDeCAT. La nueva Ley permitirá la suelta en el medioambiente de especies exóticas invasoras para ser explotadas con fines comerciales, contraviniendo incluso el criterio científico y la sentencia del Tribunal Supremo 637/2016.

La modificación de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, propuesta por el PP cuando gobernaba, era la única ley medioambiental que le faltaba al Partido Popular por reformar para culminar su contrarreforma ambiental. La reforma de esta ley, que ha contado con el voto en contra del grupo parlamentario UP-ECP-EM y del PSOE, ERC y Compromís, responde a la presión de intereses económicos concretos, tal como ocurrió anteriormente con la modificación de las leyes de Costas, Montes, Impacto Ambiental y Parques Nacionales.  La modificación de esta Ley comenzó en 2017, cuando por segunda vez llegó al pleno del Congreso y el PSOE cambió el voto a favor de su tramitación, con “nefastas consecuencias”.

El principal punto de fricción es el cambio del Artículo 65.E donde dice que queda prohibida la introducción de especies alóctonas, por la introducción del concepto de “suelta no autorizada”. En este sentido, el partido verde denuncia que se está pensando en que se pueda autorizar la suelta de otras especies, lo que supone un grave ataque a la naturaleza.

El coportavoz de EQUO y diputado de GP Unidos Podemos, Juantxo López de Uralde, ha defendido en el Congreso la no modificación de esta ley “Se vuelve a poner la defensa de los intereses económicos de un grupo concreto por encima del interés común de conservar nuestra naturaleza. La ley solo se modifica en uno de los aspectos: Las especies invasoras; una problemática para la que no hay una estrategia nacional para hacerles frente”.

Igualmente ha recordado que “Durante las comparencias ni un solo de los científicos que han intervenido se ha mostrado a favor de la modificación. Además de ser anticientífica, esta modificación, desde el  punto de vista legal, es una estratagema para eludir la sentencia del Tribunal Supremo y es un ejemplo claro de vulneración del derecho de tutela judicial efectiva y de la separación de poderes”.  También ha criticado que se anteponga el criterio socioeconómico al científico para catalogar una especie como invasora o no “aunque tenga impactos medioambientales brutales”.

López de Uralde también se ha referido a la postura cambiante de Ciudadanos sobre esta ley, y que finalmente “se ha decantado a favor de la propuestas del PP, a favor de la contrarreforma medioambiental”. 

Deja un comentario