El partido verde reclama al Gobierno del PSOE que aumente los esfuerzos para apoyar a las Comunidades Autónomas y ciudades que están acogiendo y poniendo a disposición de las personas migrantes sus instalaciones y personal, así como aumentar la coordinación entre las diferentes instituciones.

Son muchas las ciudades españolas como Barcelona, Valencia o Madrid las que se han ofrecido para acoger a las personas rescatadas en el mar; así como las provincias y ciudades costeras que continúan recibiendo personas migrantes que se juegan la vida a bordo de embarcaciones precarias. “La ciudadanía, y en especial las ciudades del cambio, están supliendo con su voluntad y con su esfuerzo el total abandono a las personas migrantes por parte de algunos países de la UE. Es necesario acabar con esa política vergonzante, pero además no podemos dejar solas a las ciudades en ese esfuerzo: en concreto en España es necesario que el Gobierno se implique apoyando con recursos que aseguren el trato adecuado y con garantías a las personas que llegan a nuestro país” ha declarado el coportavoz de EQUO, Juantxo López de Uralde.

Tras el acuerdo de mínimos alcanzado en el Consejo Europeo, que deja en manos de los países la creación voluntaria de “centros controlados”, donde se procesarían las peticiones de asilo de los rescatados en el mar, España se ha situado como un actor central en esta situación. Por ello, desde la formación política le piden al Gobierno de Sánchez que asuma verdaderamente el reto de llevar a cabo una nueva política migratoria que incluya el final de las devoluciones en caliente, la coordinación y el apoyo a las instituciones encargadas de la acogida y se revisen  de forma amplia los requisitos para conceder la condición de asilados.

Igualmente, esta revisión interna de la política migratoria tiene que tener un reflejo a nivel Europeo, más allá de los acuerdos mínimos alcanzados con Merkel la semana pasada. Y por ello, el partido verde pide a Sánchez jugar un mayor papel en la UE. EQUO considera que es una cuestión política para abrir canales legales de migración, restablecer un sistema efectivo de reubicación en toda la UE sin exclusiones y, lo más importante, adoptar la reforma del sistema de Dublín propuesta por el Parlamento Europeo, que reconduciría la fuerte carga inicial de los países de primera llegada (principalmente España, Italia y Grecia), para redistribuirla por igual entre los demás Estados miembros de la UE.

En palabras de la coportavoz de EQUO, Marta Santos “Exigimos que se asuman responsabilidades políticas ante el drama humano  que supone la muerte de centenares de  inmigrantes, ahogados en el Mediterráneo, por el simple hecho de huir de guerras, persecuciones o pobreza. La política del Consejo Europeo y la política de fronteras de la Unión Europea y sus estados, son una sentencia de muerte para los inmigrantes que huyen a través del Mediterráneo. Los obstáculos oficiales, fraguados en despachos europeos contra la inmigración, son de ” facto” sentencias de muerte. Imperdonable”.

Deja un comentario