Redacción

EQUO Córdoba

Al atardecer del 21 de abril, la noche antes del Día de la Tierra, los Partidos Verdes de toda Europa, desde Bélgica a Polonia, de Macedonia al Reino Unido, y por supuesto pasando por España, proyectaremos un mensaje de esperanza.  Juntos y juntas haremos un llamamiento, sin importar de dónde seamos, para preservar y valorar la casa que todos compartimos.

Muchos están mirando hacia otro lado en cuanto al cambio climático, pero nosotras decimos que debemos iluminar esto AHORA. No podemos permitir que los negacionistas del clima ganen esta batalla. Si lo hacemos, todas las personas perderemos.

Trump ya ha demostrado que está preparado para usar el cambio climático como moneda de cambio. Otros indudablemente seguirán su ejemplo. Aquellos que se han comprometido con el Acuerdo de París, aún  tienen poco que mostrar en el logro de los objetivos mundiales que compartimos para hacer frente al cambio climático.

En España en Gobierno del  PP se comprometió a tener cuanto antes una Ley de cambio climático y transición energética, de la que aún no se sabe nada; pero con la que nosotras estamos comprometidas.

Para el partido verde los ataques a las energías renovables, la renovada agresión a las costas, el impulso descarado al neoladrillismo o los burdos intentos de privatizar lo que es de todos (agua, montes públicos, recursos naturales, etc…) dejan claro que debemos defender nuestro patrimonio natural, que no es otra cosa que la posibilidad del bienestar de las generaciones futuras. Las políticas de las diferentes administraciones públicas no han hecho más que empeorar la situación.

Esta situación es coherente con las políticas de un Gobierno, el del PP, que ha acometido una intensa contrarreforma ambiental. Cada una de las leyes que tenían por objeto la protección y mejora del medio ambiente han sido modificadas a la baja: Costas, Montes, Parques Nacionales, Impacto Ambiental… Y así ha quedado puesto de manifiesto en los Presupuestos Generales del Estado 2018 que van en contra del medioambiente y de la lucha contra el cambio climático, profundizan en el abandono del mundo rural y alejan a España de una transición energética hacia un modelo sostenible.

Como dice Carl Sagan “No hay indicio de que la ayuda vendrá de otro lugar para salvarnos de nosotros mismos”. ¡Depende de nosotros!

Tenemos que actuar ahora para demostrar que estamos listos para luchar para proteger el único mundo conocido hasta ahora para albergar vida: poner al planeta antes que los intereses de los mercados, eliminar los combustibles fósiles y caminar hacia un horizonte de cero emisiones a través de una transición justa hacia el 100% renovable energía.

Deja un comentario