Tal y como informa Europa Laica, este martes Esquerra Republicana (ERC) y EH Bildu han registrado en el Congreso una proposición no de ley por la que piden al Gobierno que presenten al Congreso el listado de bienes inmatriculados por la Iglesia desde 1946, en un plazo de tres meses.

Además, piden también que se habiliten los mecanismos necesarios para que dichos bienes, que contabilizan en 100.000 en 74 años, sean recuperados por sus legítimos dueños en un plazo de seis meses.

Estos bienes inmatriculados indebidamente por la Iglesia católica se llevaron a cabo desde la promulgación por el dictador Francisco Franco de la Ley Hipotecaria que permitió a los obispos inscribir inmuebles y fincas sin aportar títulos escritos de propiedad.

Para estos partidos, la solución debe ser «deshacer lo malhecho y hacer lo que no se hizo» que es «cancelar de oficio todos los asientos practicados con certificación eclesiástica por ser nulos de pleno derecho, al menos desde la entrada en vigor de la Constitución»; y «determinar por ley cuáles son los criterios para calificar el patrimonio cultural religioso de dominio público y proceder a su catalogación y registro».

Con este objetivo, piden el listado oficial de estos bienes «al amparo del derogado artículo 206 de la Ley Hipotecaria» y «acompañado de sus respectivas notas simples». Además, en este sentido, pretenden que en el mismo plazo el Gobierno ordene «la cancelación por nulidad insubsanable de todos los asientos practicados por la jerarquía católica en cualquiera de sus denominaciones».

Por último, ERC y Bildu señalan que es «crucial» y «urgente» que se regulen «los criterios para determinar la naturaleza pública del patrimonio cultural de carácter religioso», así como «practicar el inventario de los mismos en sus distintas categorías» y «proceder a su debida inscripción registral, identificando todos los bienes eclesiásticos desamortizables sobre los que el Estado mantiene su derecho a enajenar para hacerlo constar en el Registro de la Propiedad».

ERC y Bildu exigen ya un listado de los bienes inmatriculados por la Iglesia para que sus dueños los recuperen
ERC y Bildu exigen ya un listado de los bienes inmatriculados por la Iglesia para que sus dueños los recuperen

34.984 bienes inmatriculados entre 1998 y 2015

El pasado mes de noviembre el Gobierno envió al Congreso de los Diputados el listado definitivo de los bienes que la Iglesia inmatriculó gracias a la «ley Aznar».

Entre 1998 y 2015 la cifra de inmatriculaciones realizadas por la Iglesia fue de 34.984 fincas, de la cuales 18.535 se refieren a templos de la Iglesia o dependencias complementarias a los mismos y 15.171 a fincas con otros destinos.

Una norma franquista, la Ley Hipotecaria de 1946, es la que permitió a la Iglesia inscribir cualquier bien, excepto los templos destinados al culto, sin documentación, simplemente con la firma de un obispo, que actuaba casi como un notario. Pese a esa excepción, en los años ochenta se inscribieron numerosas iglesias y ermitas, según han podido averiguar Ayuntamientos y asociaciones que defienden el patrimonio.

En 1998 el Gobierno de José María Aznar permitió que también se inscribieran los templos. Este privilegio que estuvo en vigor hasta 2015, permitió que la Iglesia inmatriculase lugares como la Mezquita-Catedral de Córdoba, la Giralda, la Seo de Zaragoza o la catedral del Buen Pastor de Donostia.

En octubre de 2017, el Gobierno de Mariano Rajoy ordenó al Colegio de Registradores de la Propiedad que elaborara la relación de inscripciones de la Iglesia católica y un año después el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a hacer público el listado.

Aunque mayoritariamente son construcciones de culto, como ermitas, cementerios o capillas también hay terrenos rústicos y edificios como rectorías, garajes o palacios.

La Generalitat ha sido la primera Administración del Estado que ofrece este listado de bienes eclesiásticos y que incluso los ha reunido en un mapa interactivo.