Este miércoles ocho partidos del Congreso: ERC, Bildu, BNG, la CUP, Junts per Catalunya, el PNV, Compromís y Más País, han vuelto a registrar su solicitud para crear una comisión de investigación sobre los negocios del rey emérito.

Según figura en el escrito registrado la propuesta afectaría a toda la Familia Real. «La comisión tendrá por objeto investigar presuntas irregularidades cometidas por miembros de la Familia Real, así como de sus cómplices, y sus posibles influencias en la política diplomática y comercial del Estado español con Arabia Saudí», señala la iniciativa.

Este lunes se conocía la decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de asumir la investigación de este caso al entender que el rey emérito perdió la inviolabilidad tras su abdicación en junio de 2014, por lo que estas formaciones parlamentarias decidieron volver a presentar una nueva solicitud este miércoles.

La nueva petición recoge que la Fiscalía Anticorrupción “habría detectado indicios de presuntos delitos con la presunta implicación del rey emérito y relacionados con blanqueo de capitales, cobros de comisiones y fraude fiscal en la contratación de la segunda fase de la construcción de la línea de ferrocarril de AVE que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí”.

Además recoge también las múltiples declaraciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein acerca de «presiones e incluso amenazas graves por parte de los servicios secretos del Estado y la Casa Real, supuestamente para confiscar documentación comprometedora para el rey emérito», algo de lo que sería conocedor Felipe VI.

Hasta ahora todas las solicitudes de comisiones de investigación sobre los negocios y las supuestas cuentas y donaciones atribuidas al monarca han sido rechazadas por la Mesa del Congreso basándose en la «inviolabilidad» de la Corona recogida en el artículo 56.3 de la Constitución española.

Los partidos firmantes, como en la anterior petición del mes de marzo, hacen referencia también a las últimas decisiones de Felipe VI: “Los escándalos encadenados que sean ido revelando en la prensa han tenido su culmen la semana en la que el Gobierno se ha visto forzado a decretar el estado de alarma para mitigar la crisis de la covid-19, pues el domingo, 15 de marzo el actual jefe del Estado comunicó la renuncia a la supuesta herencia de su padre proveniente de cualquier fondo irregular”, señalaba la iniciativa.

Y al igual que en esa última petición estas formaciones justifican la apertura de una comisión de investigación en el Congreso manifestando la necesidad de “depurar las responsabilidades políticas que se puedan derivar, así como para asumir las medidas que se consideren oportunas para fiscalizar la actuación de la Familia Real y personas vinculadas, y evitar que se puedan cometer actuaciones ilegales y/o ilícitas aprovechan- do la situación privilegiada que ocupan”.

Unidas Podemos también tiene anunciada su propia solicitud de comisión de investigación sobre las actividades de Juan Carlos I, que según el grupo esta vez va a ser diferente para que tenga una mayor probabilidad de ser aprobada en la Mesa del Congreso, aunque para poder registrarla necesitará la firma de otro grupo parlamentario.