El número dos de ERC a las elecciones generales, Gabriel Rufián, ha anunciado este lunes que su partido presentará en la próxima legislatura una ley para que se retiren todas las causas judiciales contra el independentismo, entre ellas las que pesan contra los líderes que están siendo juzgados en el Supremo.

“Una iniciativa legislativa en el Congreso para levantar toda la carga judicial que tiene encima el independentismo”, ha expuesto el republicano, que se ha mostrado convencido de que esta idea encontrará apoyos más allá del espacio ideológico independentista.

Rufián ha asegurado que se le acercan por la calle personas no independentistas que lamentan la situación de los presos soberanistas: “Hay muchísima gente que durante los últimos meses se nos ha acercado y nos ha dicho: ‘No soy independentista y no os votaré nunca, pero me da mucha rabia lo que pasa en el Supremo”.

Así, considera que esta ley podría aglutinar a todas aquellas formaciones que quieren sacar el conflicto político de Catalunya de los tribunales y situarlo en un terreno de diálogo en el que se exploren soluciones que pasen exclusivamente por la política.

Rufián ha precisado que la ley no sería de aplicación solo a los dirigentes juzgados en el Supremo sino también, por ejemplo, a todos los alcaldes catalanes que están siendo investigados por su presunta colaboración con la celebración del 1-O.

“La presentaremos para intentar devolver el conflicto político a la política. El PSOE habla todo el día de diálogo y nosotros también, pero no se puede hablar con presos políticos encima de la mesa. No se puede”, ha resumido el actual portavoz adjunto de ERC en el Congreso en una rueda de prensa en Efe.

Una de las cuestiones que recogerá la ley es que “la autodeterminación no es ningún tipo delito”, y ha instado al PSOE a que haga propuestas específicas para desencallar la situación de Catalunya, que ha definido como anómala.

OTRAS DOS PROPUESTAS

Esta ley es una de las tres patas que ERC propone para encarar la situación Catalunya: otra es impulsar una mesa de diálogo con todos los partidos, desde los soberanistas a los más acérrimos detractores de la independencia, y la última, una reforma legal que permita la celebración de un referéndum en Catalunya.

Sobre la mesa del diálogo, deberían estar todas las sensibilidades: “Tenemos que dejar de negarnos entre nosotros mismos. Los independentistas no van a desaparecer y el resto de partidos tampoco. Hay que dialogar para intentar llegar a un acuerdo”.

Sobre la reforma legal del referéndum, Rufián ha propuesta hacerla a través de una “ley ad hoc” –hecha específicamente para ello– que permita esta votación en Catalunya, o introducir cambios en la actual ley orgánica de referéndums para poder convocar la consulta con garantías.

INCIDENTES EN RENTERÍA

Preguntado por los incidentes en el mitin de Cs en Rentería (Euskadi) de este domingo, ha dicho que siempre condenará que cualquier partido no pueda desarrollar un acto con normalidad, pero ha pedido también que se reflexione “por qué pasa”.

Ha llamado ha rebajar entre todas las fuerzas políticas el tono de crispación, y ha acusado a Cs de estar haciendo todo lo contrario en mitines en los que acusa de “etarras” a aquellos ciudadanos que discrepan de la línea del partido naranja.

Ha pedido que, igual que él condena esto incidentes, espera que los partidos hagan lo mismo con la situación de los presos soberanistas, y ha dicho que si Casado, Rivera o Sánchez estuvieran en la cárcel por sus ideas, el sería “el primero en salir a la calle a quejarse” aunque son ideas que no comparte.

Deja un comentario