Lo ha dicho en el debate del Parlamento en el que se han abordado los recientes cambios en el Ejecutivo, por los que Elsa Artadi y Laura Borràs han dejado de ser consejeras para formar parte de listas electorales y han sido sustituidas por Meritxell Budó y Mariàngela Vilallonga.

Sabrià (ERC) ha considerado que el Govern tiene fortaleza, pero ha advertido de que debe intentar estar aún más cohesionado y sólido frente al «embate represivo del Estado» que, vaticina, se verá a su más alto nivel con la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O.

El partido de Oriol Junqueras pronostica una «sentencia dura» contra los líderes soberanistas encausados, ante lo que ha reclamado que el Ejecutivo catalán deberá dar una respuesta a la altura y consensuada con otros actores políticos y sociales.

«Nos necesitamos a todos y tendremos que estar a la altura», ha concluido Sabrià, que ha agradecido a Borràs y Artadi su labor como consejeras y ha dado la bienvenida a sus sustitutas, que este miércoles se han sentado por primera vez en la bancada del Govern en el Parlament.