La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Mercedes González.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y la diputada de la CUP, Mirei Vehí, han cargado este martes contra la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, por haber permitido la manifestación nazi que recorrió el pasado sábado el barrio madrileño de Chueca.

En una rueda de prensa en el Congreso, Rufián ha evitado pedir directamente la dimisión de González –«No tengo que ser yo quien la pida», ha dicho– pero sí ha apuntado que incurrió en una «terrible dejación de funciones» al dejar que se le «colase» una protesta de ese cariz en un barrio como emblemático del movimiento LGTBI.

«Si como demócrata da miedo, como persona del colectivo el miedo debe ser terrorífico», ha apuntado, incidiendo en que la delegada del Gobierno debería ser «consciente de ello» y «no salir con tanta frivolidad».

Por último, se ha referido con ironía a la «pelea entre nazis y fachas» que ha provocado esa manifestación, aludiendo a que Vox ha culpado de la misma a una «conspiración judeomasónica de la izquierda» y los convocantes han indicado que es Vox quien les «copia» a ellos.

«NO SON CUATRO LOCOS»
En la misma línea, Vehí se ha preguntado «con qué criterio» la Delegación del Gobierno en Madrid permitió la citada marcha y ha tachado de «excusa» que haya apuntado que desconocían que sus promotores eran de «extrema derecha» cuando se ha sabido, según ha apuntado, que eran «viejos conocidos».

«No se puede permitir que la extrema derecha campe a sus anchas amedrentando a la población», ha manifestado Vehí, quien se ha dirigido al líder de Vox, Santiago Abascal, para recalcar que los asistentes a dicha manifestación «no son cuatro locos».

«Son nazis, y usted los conoce», ha llegado a decir la diputada de la CUP, antes de pedirle que también asuma su responsabilidad por lo ocurrido en la misma. «Si usted pone el discurso, la violencia luego es su responsabilidad –ha defendido–. Los discursos homófobos, racistas y machistas que hacen los señores y las señoras de Vox desde el Congreso son el paraguas para la violencia explícita en las calles».

De su lado, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha lamentado que la «extrema derecha» esté «ganando terreno» en las calles, como demuestra, a su juicio, la marcha por las calles de Chueca.

Fuente: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA