El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, atacó hoy al principal partido de la oposición, el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), por crear un fondo para pagar las multas que recibe su líder por criticar al jefe del Estado.

“Están estableciendo un fondo para defender a su presidente mentiroso”, dijo Erdogan durante un discurso electoral en la ciudad de Trebisonda, transmitido en directo por la cadena CNNTürk.

Fuentes del CHP confirmaron a Efe que el partido ha establecido un fondo común para pagar las multas que los tribunales imponen al dirigente de la formación, Kemal Kiliçdaroglu, por “insultos al presidente” en sus discursos.

En noviembre pasado, un tribunal condenó a Kiliçdaroglu a una indemnización de 197.000 liras (unos 30.000 euros) por afirmar que Erdogan y su familia tenían empresas en paraísos fiscales, una multa que se sumó a la de 95.000 liras (15.000 euros) de julio por haber tildado al presidente de “dictador”.

Hacia mediados del año pasado, el diario Cumhuriyet calculaba que Erdogan había recibido 822.000 liras (135.000 euros) en indemnizaciones de Kilicdaroglu desde 2010.

“Hasta ahora hemos recibido más de un millón (de liras) de ellos (158.000 euros). Y he dicho a los abogados que sigan; vamos a conseguir más”, dijo Erdogan hoy.

Yildirim Kaya, vicepresidente del CHP, explicó a Efe que el partido había decidido establecer el fondo sin consultar con Kiliçdaroglu, por estimar que “él no lo aceptaría”, pero que “Erdogan siempre consigue los jueces adecuados”.

“Kiliçdaroglu ya ha pagado 1,1 millones de liras (175.000 euros) y tiene demandas por otro millón en los tribunales. Ha vendido dos casas para pagar las indemnizaciones, ya no tiene nada más. Pero lo que dice es lo que todos pensamos. Lo pagaremos juntos”, dijo Kaya.

El partido restará durante este año 10.000 liras (1.600 euros) de los salarios de cada uno de sus 141 diputados y el fondo servirá también para pagar las multas a otros parlamentarios.

En una condena por indemnización, el acusado debe pagar de inmediato la suma, pero puede recurrir y si acaba ganando el caso, recuperará el dinero con intereses.

Kiliçdaroglu ha recurrido todas las sentencias y confía en ganarlas en el Tribunal Constitucional o en la Corte Europea de Derechos Humanos, y en tal caso, el dinero podría devolverse a los diputados o usarse para un fin benéfico, agregó Kaya.

Veli Agbaba, otro alto cargo del CHP, señaló a Efe que “la finalidad de Erdogan no es solo conseguir dinero”.

“Con cada sentencia, la prensa afín al Gobierno saca grandes titulares de que Kiliçdaroglu ha sido condenado. Cuando gana, no lo mencionan. Es una táctica propagandística, y además infunde medio a quienes quieren criticar el Gobierno pero temen no poder pagarlo”, dijo Agbaba.

Erdogan empezó a interponer denuncias por indemnización a gran escala en 2010, sobre todo contra periodistas, entonces aún acostumbrados a un debate político sin autocensura.

Deja un comentario