«¿Eres facha?». Es la pregunta que lleva por titulo el polémico cuestionario que ha presentado un profesor de un instituto de Asturias a sus alumnos. El test, de 14 preguntas, está inspirado en una lista que el filósofo italiano Umberto Eco leyó en la Universidad de Columbia, en Nueva York, una conferencia titulada «El fascismo eterno». En esta ponencia, Eco describiría una serie de características propias del pensamiento reaccionario que derivaban en el totalitarismo. El texto alcanzó gran notoriedad y repercusión, hasta el punto que dos años después el autor publicó un libro, mucho más amplio, «Contra el fascismo». La conferencia de Eco, con los 14 puntos del llamado «ur fascismo» es casi un clásico del pensamiento político y, a veces adaptado o resumido, en otras ocasiones difundido de forma íntegra, suele recuperar actualidad en columnas de opinión y en redes sociales por lo mucho que se cita para hablar del auge de algún partido político o algún movimiento extremista. Sin embargo, no todo el mundo reconoce la relevancia de los puntos de Eco. Una persona, que se identifica en la red social de Twitter como @Bloom16720152, publicó en la red social su indignación por el hecho de que su hijo, que según afirma cursa cuarto de la ESO en el Instituto Aramo de Oviedo, fue «obligado» por el profesor de historia, junto al resto de alumnos, a pasar un test titulado «Test Fascista, ¿eres facha?» en el que se plantean en forma de pregunta las 14 características del «Ur fascismo» que define Eco. Con preguntas como «¿La gente muy distinta a ti acaba siendo un peligro?» o «¿La política, la economía y la sociedad se van a la mierda?», el profesor iba enunciando las características que, según el filósofo, te definía como un fascista. Cuantos más síes tengas más facha eres», clama indignado el padre en sus mensajes en lo que explica que se está planteando presentar una denuncia y que tiene prevista una reunión con la directora del centro educativo en los próximos días para pedirle explicaciones. El test fue ampliamente criticado por la derecha, hasta el punto de que una de sus alumnas ha querido salir en defensa del docente. «Puedo confirmar que no los hizo con ninguna intención de adoctrinamiento ni nada que se le parezca, simplemente surgió porque estábamos dando en clase el tema del nazismo y fascismo», explica la joven. Además, aprovecha para que en todo momento el test fue anónimo y que se trata de un «gran profesor que respeta todas las ideologías».