El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que el Ejecutivo central asumió el «compromiso» de transferencias «al margen del marco electoral» y ha puntualizado que el trabajo es «fruto una relación interinstitucional y entre partidos políticos». Además, ha confiado en que este jueves las comisiones técnicas cierren «todos los acuerdos» competenciales para llevarlos a la Comisión Mixta de Transferencias este jueves.

La Comisión Técnica Bilateral de Transferencias, de la que forman parte los ejecutivos central y vasco, se ha reunido este martes por videoconferencia tras haber adelantado trabajo este lunes con el objetivo de que se pueda celebrar el jueves la Comisión Mixta de Transferencias.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, Erkoreka se ha mostrado «optimista» y ha confiado en «el trabajo puesto en marcha y los compromisos asumidos ayer» para que, a lo largo de este miércoles, ambas delegaciones «continúen intercambiando propuestas y documentación».

El objetivo, ha apuntado, es «culminarlos mañana en una nueva reunión de la ponencia técnica» en la que «sea posible cerrar todos los acuerdos» para la celebración este jueves de la Comisión Mixta de Transferencias. «Es lo que ambas partes desean y comparten», ha añadido.

Erkoreka ha puntualizado que el Gobierno central asumió, respecto al vasco, un compromiso en materia de transferencias «al margen del marco electoral». «Ya a finales de año anunciaron el propósito de elaborar un calendario y un plan de trabajo que, finalmente, pusieron sobre la mesa y sobre el que nos hemos ido guiando para afrontar el proceso negociador», ha indicado.

Respecto a los «motivos políticos» que podrían impulsar al Gobierno central a «adoptar estas decisiones o a profundizar y avanzar en la línea de las transferencias» ha asegurado que «poco» puede «adelantar». «Si es la dinámica parlamentaria, la presión de las Cortes Generales, no sé», ha añadido.

Ante las afirmaciones de algunos líderes de la oposición que ven en esta negociación ‘mercadeo’ entre PSOE y PNV, ha recordado que «son críticas que no conciernen al Gobierno Vasco».

«El Gobierno Vasco puede dar cuenta de la relación que mantiene con el Gobierno central. El calendario de trabajo que hemos acordado con el Gobierno central es fruto del acuerdo entre dos Gobiernos, de una relación interinstitucional y no de una relación entre partidos políticos o grupos parlamentarios», ha puntualizado.

Por ello, ha dicho que espera «de cara al futuro», que esa relación interinstitucional «pueda seguir manteniéndose cualquiera que fuese el partido que asumiera la responsabilidad de gobernar en las instituciones centrales del Estado después de las elecciones».

«El planteamiento del Gobierno Vasco sería el mismo, porque considera que es una relación interinstitucional entre dos Gobiernos, y así debe ser y seguir siendo de cara al futuro», ha dicho.

Erkoreka ha insistido en «no entrar» en «consideraciones relativas a las motivaciones o razones de tipo político por las que el Gobierno central opta por dar mayor o menor intensidad al proceso de transferencias del Gobierno Vasco».