«Estoy acompañando la movilización contra el cambio climático, llena de muchísima gente joven, que esta reclamando y poniendo encima de la mesa una evidencia. La próxima década va a ser decisiva. Si seguimos al ritmo actual vamos a destruir la única casa que tenemos y vamos a dejar a las próximas generaciones un futuro con más incertidumbre, precariedad, con más dificultad para acceder a los recursos», ha señalado.

El cofundador de Podemos ha insistido en que «no hay plan B» porque el planeta Tierra «es la única casa que tenemos y tenemos que cuidarla». «No se trata solo es conservar flora y fauna, sino cambiar la forma de relacionarnos con la economía. Una transición ecológica de la economía y una política decidida en todos los ámbitos a conservar el planeta, que es el único que tenemos», ha añadido.