El candidato de Más Madrid a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha exigido este sábado que su oponente del PP, Isabel Díaz Ayuso, se pronuncie sobre el informe del Tribunal de Cuentas que cifra en 172 millones las adjudicaciones de Gobiernos del PP a empresas de Gürtel y Púnica entre 2018 y 2015.

Según este informe, dado a conocer el pasado jueves, los Gobiernos autonómicos de Esperanza Aguirre e Ignacio González firmaron en esos siete años 1.179 contratos por valor de 172 millones de euros, a través de 185 empresas investigadas por la Audiencia Nacional.

«Los que aspiran a gobernar la Comunidad de Madrid nos deben una explicación, porque nos tememos que ese PP, el PP de Aguirre, es el mismo PP de Ayuso y es el mismo PP de Casado», ha afirmado Errejón en declaraciones a los periodistas durante una visita a la exposición «Madrid, ¡que bién resistes!».

Y tras criticar el silencio «ensordecedor» de la candidata del PP, ha defendido que Díaz Ayuso «quiere gobernar la Comunidad de Madrid para mantener al PP en los mismos lugares donde desviaban dinero para la Gürtel o para la Púnica».

Ese dinero público no fue a mejorar el Metro o la sanidad madrileña ni cubrió las necesidades de los madrileños, sino que acabó en la corrupción de Gürtel o Púnica, ha subrayado el líder de Más Madrid.

Además, Errejón ha cargado contra Ciudadanos por vetar un Gobierno con el PSOE de Ángel Gabilondo y le ha acusado de «dar tumbos» y de acercarse cada vez más al partido de Santiago Abascal: «Si Cs solo es una subcontrata de Vox, para qué seguir votándoles», ha añadido.

«No entiendo que un partido que se dice regenerador como Ciudadanos quiera mantener al PP de Aguirre, de Gürtel o de la Púnica en las instituciones madrileñas», ha defendido Errejón.

Errejón ha afeado la «deriva neandertal» en la que a su juicio está la derecha, que para el candidato de Más Madrid quiere «parecerse a lo peor» de los «fantasmas de hace 40 o 50 años».

Y sobre las declaraciones de Adolfo Suárez Yllana, número dos de Casado en las listas del 28 de abril, sobre el aborto ha señalado que la genética ha jugado una «mala pasada» y el hijo del expresidente Suárez no ha heredado las cualidades de su padre.

Además, le ha exigido que pida perdón y le ha aconsejado que sea «más prudente en campaña», y ha calificado de escena propia de «Amanece que no es poco» que Suárez Yllana dijese que había llamado a Nueva York para confirmar que en la ciudad estadounidense no se permite el aborto después del nacimiento.

«Empiezo a dudar si es un error o una política decidida de Cssado, que se empeña en pedalear hacia el abismo», ha agregado Errejón, que desearía una clase política que respetase los derechos de las mujeres sobre sus propios cuerpos.