En una entrevista conjunta en Telemadrid, Errejón ha contestado que si la plataforma se llama Más Madrid «no es por casualidad», sino que es una plataforma que se ha puesto en marcha con la idea de que ambas administraciones, Comunidad y Ayuntamiento, colaboren.

«No es la vocación. Es la plataforma de Madrid», ha rematado Carmena, quien ha apuntado que en grandes ciudades europeas y norteamericanas empieza a darse una «fatiga democrática», que no es más que «desilusión ante la política», que se demuestra con los grandes porcentajes de abstención electoral.

Cree que «el problema son los partidos» y ha señalado que en los de corte progresista domina un cierto «desconcierto», motivo que lleva a buscar formas de participación que tienen que ir cuajando, un proceso que ve positivo. «Hay que seguir pensando en la democracia, no valen los antiguos modelos», ha añadido.

Errejón, por su parte, ha afirmado que se presenta a las elecciones no para ponerse delante de nadie, como ha asegurado al ser preguntado por Podemos, sino para «terminar con el desmadre de la Comunidad».

«Hay que reordenar la Comunidad, ser una región que cuida de los suyos y soltar lastre», como el de los 172 millones de euros que se han conocido que fueron a parar a las tramas Púnica y Gürtel y no, por ejemplo, a mejorar el Metro, que depende de la Comunidad y con el que hoy la ciudadanía viaja «como sardinas en lata».

Y todo ello mientras se deja a un lado esta «política de trinchera», donde parece que cada uno va por su lado «y sólo habla con los que piensan igual». «Así no arreglamos mucho», ha apuntado Íñigo Errejón.