Amnistía Internacional reclamó este miércoles «un mecanismo de desembarco en el puerto más seguro y cercano al rescate para evitar situaciones como la del ‘Open Arms’. Por ello, espera que las 356 personas que están a bordo del barco de rescate de las ONG Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranee, el ‘Ocean Viking’, sean desembarcadas «cuanto antes» en el puerto seguro más cercano y «no protagonicen un episodio tan dramático como el del ‘Open Arms’«.

El desembarco en la isla italiana de Lampedusa de las personas rescatadas por el Open Arms, que llevaban a bordo 19 días en condiciones cada vez más difíciles constituye un alivio a una situación insostenible, creada por el fracaso de las políticas migratorias europeas en el Mediterraneo central”, indica la responsable de Campañas de Amnistía Internacional en España, Maribel Tellado.

Tellado señala que esperan que «las 356 personas que están ahora a bordo del barco de rescate de las ONG Medicos sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranee, el Ocean Viking, sean desembarcadas cuanto antes en el puerto seguro más cercano y no protagonicen un episodio tan dramático como el que acaban de vivir en el Open Arms”.

A pesar de esta buena noticia, no podemos olvidar que las personas que permanecían a bordo del Open Armas han pasado 19 días de sufrimiento absurdo e innecesario hasta que la Fiscalía italiana de Agrigento ordenó su desembarco. En opinión de Amnistía Internacional, estas personas deberían haber sido desembarcadas inmediatamente y asistidas adecuadamente, tal y como marca el derecho internacional”, sentencia la responsable de Campañas de la ONG.

Actualmente, el barco Open Arms ha sido incautado por las autoridades judiciales italianas como medida cautelar en el marco de una investigación. La ONG debe volver cuanto antes a la zona de rescate, ya que su labor de salvamento sigue siendo inestimable para las personas que arriesgan su vida huyendo de la detención y la tortura en Libia.

Por otra parte, Tellado recuerda que “hay que acabar con este tipo de episodios lamentables que acaban convirtiéndose en crisis humanitarias sin necesidad. La solución a situaciones como estas pasa por un mecanismo acordado entre países Europeos, que asegure que el desembarco es predecible y se realiza cuanto antes en el puerto seguro más cercano, de acuerdo con el derecho internacional, seguido de un reparto de las personas solicitantes de asilo”.

Además, es necesaria una política proactiva con recursos apropiados de los Estados para salvar vidas en el Mediterráneo. Mientras esto no ocurra, ONG como Proactiva Open Arms, SOS Mediterránea o MSF intentarán ocupar ese lugar para no abandonar a su suerte a quienes se lanzan al mar en busca de una vida mejor o huyendo de la persecución”, señala Maribel Tellado.

Deja un comentario