Iria Bouzas

Esta es la gran pregunta que se planteó la agencia de marketing H2H, Human to Human, cuando en marcha un experimento en el que, con un presupuesto de tan solo 500€, se propusieron la tarea de crear de la nada la figura de una influencer.

El experimento al completo se puede ver en el video que la agencia ha subido a Youtube para denunciar la necesidad de un mayor control ante la existencia de fraudes en este tipo de campañas de marketing con personajes surgidos desde las redes sociales.

En primer lugar seleccionaron a una actriz española, Almudena Ripamonte, que encajaba en el perfil que necesitaban. Una chica joven, atractiva y natural pero que no entrase en el prototipo de una modelo profesional. En el momento de ser seleccionada, Almudena contaba con algo más de 3000 seguidores en su cuenta personal, cuenta que borró para comenzar de cero con la cuenta falsa que la convertiría en una influencer.

Muchas marcas estuvieron encantadas de colaborar con la falsa influencer

La agencia contrató a un conocido fotógrafo del sector, Hugo Ramos que junto con su estilista se encargó de nutrir este perfil falso de multitud de fotografías. Para evitar pasarse del presupuesto, la ropa utilizada en todas estas imágenes era devuelta a las tiendas una vez hechas las instantáneas.

Con el perfil ya repleto de contenido, la agencia compró miles de seguidores que se fueron uniendo a su perfil en varias fases para no despertar sospechas.

El último paso consistió en contactar con diferentes marcas para obtener productos y servicios gratis con la supuesta contraprestación de la visibilidad que tendrían sus productos y servicios una vez que Almudena los subiese a sus redes sociales.

Sorprendentemente, muchas de las empresas contactadas estuvieron encantadas en enviar sus productos y Almudena relata como de un día para otro comenzó a tener cenas, viajes en taxi o ropa totalmente gratis.

El proyecto de crear de la nada una influencer abre un debate sobre el verdadero impacto que tienen sobre las ventas la promoción que hacen en  redes sociales de este tipo de figuras. Cabe recordar que en los últimos tiempos han surgido quejas por parte de varios reconocidos chefs al estar hartos de recibir solicitudes para dar comidas gratis a cambio de subir una foto o un video a alguna red social.

Deja un comentario