El hijo del actual presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha admitido ante la Fiscalía haber financiado de forma ilegal la campaña presidencial de su padre. Como resultado, ha sido imputado por presuntos delitos de blanqueo de capitales y enriquecimiento ilícito relacionados con una posible financiación ilegal.

El fiscal Mario Burgos ha declarado a Caracol Radio que Nicolás Petro proporcionó información relevante y desconocida hasta ahora, admitiendo haber recibido «altas sumas de dinero» de figuras como Samuel Santander Lopesierra, alias «El hombre Malboro», Gabriel Hilsaca y Óscar Camacho.

Estos fondos, según el fiscal, fueron utilizados por Nicolás Petro y su expareja, Days Vásquez, para incrementar su patrimonio de manera injustificada y así blanquear los bienes producto de ese incremento patrimonial.

Escándalo en Colombia: el hijo de Gustavo Petro confiesa haber financiado de forma ilegal la campaña presidencial de su padre
Escándalo en Colombia: el hijo de Gustavo Petro confiesa haber financiado de forma ilegal la campaña presidencial de su padre

Por su parte, el presidente Gustavo Petro ha afirmado este jueves que continuará con su mandato hasta 2026. El mandatario considera que las revelaciones de su hijo ante la Fiscalía son un intento de desestabilizar su gobierno, usando asuntos familiares para socavar su liderazgo.

Nicolás Petro Burgos, quien además de ser hijo del presidente también es diputado a la Asamblea del Atlántico y fue candidato a la Gobernación de dicho departamento en 2019, se ha comprometido a renunciar a su cargo como parte del acuerdo alcanzado con la Fiscalía. Asimismo, se ha comprometido a colaborar con la justicia proporcionando documentación, audios y otras pruebas relevantes para la investigación.

Además de las revelaciones de Nicolás Petro, el fiscal presentó ante el Juzgado 74 Penal Municipal con función de control de garantías diversas conversaciones de los años 2021 y 2022 en WhatsApp, así como documentos y archivos de audio en los que se menciona tráfico de influencias y maniobras con empresarios, políticos y contratistas para obtener beneficios económicos de contratos con instituciones públicas en el Atlántico.

El impacto de las declaraciones de Nicolás Petro ha conmocionado a Colombia. La gravedad de las acusaciones del hijo del presidente ha generado una tormenta política y plantea interrogantes sobre la estabilidad del país. Líderes políticos expresaron sus reacciones a través de las redes sociales, incluyendo llamados a investigar y castigar cualquier acto de corrupción.

La investigación sobre Nicolás Petro se inició el pasado marzo después de que su exesposa, Daysuris Vásquez, revelara a la revista Semana que el narcotraficante Samuel Santander Lopesierra, alias «el hombre Marlboro», le entregó una considerable suma de dinero a Nicolás Petro. Además, Vásquez mencionó a la familia del empresario Alfonso «Turco» Hilsaca en relación con estos recursos, aunque aclaró que no entraron a la campaña presidencial.

El país sigue expectante mientras la justicia continúa con su investigación sobre estos delicados asuntos que afectan a la esfera política y social colombiana. La revelación del hijo del presidente, y su posterior confesión a la Fiscalía, marca un momento crucial en la historia política de Colombia y pone a prueba la integridad y estabilidad del gobierno actual.

DEJA UNA RESPUESTA