El año pasado, Guadix, en Granada, inició un proceso para tener su propia bandera. El proceso finalizó con una bandera con un fondo de color blanco y rojo, un yugo dorado entrelazado con una cuerda y un haz de siete flechas también doradas, ambos flanqueados por dos ramas de laurel.

Esto generó una gran controversia ya que las asociaciones de memoria consideran que la simbología es franquista, mientras el Ayuntamiento señala que el origen está en los Reyes Católicos, que dieron el escudo hace años a la ciudad. Lo cierto es que, si se mira el escudo de la ciudad, estos símbolos están presentes desde hace décadas y nunca ha habido polémica.

A pesar de que el informe municipal señala que: “El diseño de toda bandera debe estar presidido por un principio básico como es su distinción, considerando esta como la propiedad inmanente mediante la cual la ciudad a la que el símbolo pertenece sea identificada de manera automática por quien la contempla”, casi 40 asociaciones que forman parte de la Asamblea Memorialista de Andalucía se han adherido a un manifiesto contra el uso de «símbolos franquistas» en la bandera de Guadix en alusión al yugo y las flechas que muestra en su escudo.

El manifiesto indica al equipo de gobierno local, presidido por el popular Jesús Lorente, que el yugo y las flechas «fue la divisa de los Reyes Católicos, arquitectos del Edicto de Granada que ordenó la expulsión de los judíos de su reino y creadores del Santo Oficio de la Inquisición».

Escándalo en Guadix por su nueva bandera. (Imagen de laSexta)
Escándalo en Guadix por su nueva bandera. (Imagen de laSexta)
«Más tarde, lo hizo suyo la Falange Española, partido de ideología fascista que participó activamente en el golpe militar y en la represión, siendo responsable de miles de asesinatos», continúa el manifiesto e incide en que «el yugo y las flechas satisface a quienes añoran la dictadura», pero que el movimiento memorialista considera que «es un símbolo de tortura, vejación, violación y muerte».
Para Lorente, no hay motivo de escándalo ya que el pendón de la ciudad o el atril desde el que hablan los concejales en el Ayuntamiento siempre han tenido el yugo y las flechas y, además, un informe oficial del Ayuntamiento justifica la elección del yugo y las flechas como «parte de la identidad material y simbólica de la ciudad”.

Finalmente, la corporación local aprobó el pasado martes de forma definitiva el expediente para la adopción de una bandera para la ciudad con símbolos capaces de plasmar lo que identifica y distingue a Guadix del resto de poblaciones. El Pleno lo acordó con los votos a favor de PP y Cs, la abstención de Gana Guadix y los votos en contra de PSOE e IU.

El manifiesto

Este es el texto íntegro del manifiesto suscrito por las asociaciones de memoria y publicado por El Plural:

«El Ayuntamiento de Guadix ha aprobado una nueva bandera local que incluye el yugo y las flechas, un símbolo vinculado al fascismo que insulta a las víctimas de la dictadura y sus familiares, e incumple la Ley de Memoria Histórica de Andalucía.

El equipo de gobierno tomó esta decisión sólo con los votos a favor de PP y C’s, con la abstención de Gana Guadix y los votos en contra de PSOE e Izquierda Unida. Por tanto, la nueva bandera no cuenta con el necesario consenso que debe tener un emblema que representa a toda la ciudadanía.

Recordamos al equipo de gobierno accitano que el yugo y las flechas fue la divisa de los Reyes Católicos, arquitectos del Edicto de Granada que ordenó la expulsión de los judíos de su reino y creadores del Santo Oficio de la Inquisición que persiguió despiadadamente a todos los supuestos enemigos de la iglesia católica. Más tarde, lo hizo suyo Falange Española, partido de ideología fascista que participó activamente en el golpe militar y en la represión, siendo responsable de miles de asesinatos. Su fundador, José Antonio Primo de Rivera, animaba en sus discursos a utilizar ‘la dialéctica de los puños y las pistolas’.

Sin duda, el yugo y las flechas satisface a quienes añoran la dictadura, pero el movimiento memorialista considera que es un símbolo de tortura, vejación, violación y muerte.

Imagínense el clamor nacional e internacional si una ciudad alemana incluyera en su bandera local una esvástica, explicando que este símbolo no tiene nada que ver con el Tercer Reich, sino con las actividades religiosas de nuestros antepasados remotos, allá por Eurasia en el Neolítico, o por los Caballeros Teutónicos del siglo XII.

Tal argumento supone una burla al sentido común y a la democracia. En definitiva, los símbolos incluidos en la bandera propuesta por el equipo de gobierno de Guadix, si vienen del franquismo, son símbolos de dictadura criminal carente de libertades, si se incluye en homenaje a los Reyes Católicos, son una simbología absolutista y de vasallaje.

Los accitanos y accitanas, merecen que su bandera contenga símbolos, con los que toda la ciudadanía pueda identificarse. El Grupo Memorialista del Zenete y Comarca de Guadix, condena enérgicamente esta provocación de la derecha accitana y llama a todas las fuerzas democráticas a apoyar esta condena».

DEJA UNA RESPUESTA