La Policía Nacional ha llevado a cabo la detención de dos trabajadoras de la guardería privada «Pecas» en Pozuelo de Alarcón (Madrid) el pasado jueves, acusadas de presuntos actos de maltrato y humillación hacia seis niños a su cargo.

Fuentes cercanas a la investigación, consultadas por Europa Press, confirmaron estos incidentes en un centro conocido por albergar a hijos de conocidos futbolistas como Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Saúl, Mario Hermoso, así como a descendientes de figuras del mundo del entretenimiento y empresarios que residen en las urbanizaciones del entorno.

Se ha señalado a una de las empleadas, con una larga trayectoria en las instalaciones, como la presunta autora de estos hechos, mientras que la otra, de menor experiencia, sería su supuesta cómplice.

Escándalo en la guardería de los hijos de los famosos: dos trabajadoras detenidas por presunto maltrato
Escándalo en la guardería de los hijos de los famosos: dos trabajadoras detenidas por presunto maltrato

El desencadenante de la investigación fue la denuncia de una trabajadora en prácticas, quien grabó videos clandestinos que evidenciaban presuntas situaciones de humillación a los menores, incluyendo expresiones como «vuestros padres son ricos». Además, se indicó la presencia de agresiones hacia los niños en algunos de estos videos.

Tras formalizar la denuncia ante la Policía Nacional de Pozuelo de Alarcón, se iniciaron investigaciones que involucraron la visualización de grabaciones de seguridad obtenidas del centro infantil. Se ha mantenido contacto con los padres, quienes desconocían los hechos.

El Juzgado número 3 de Pozuelo ha emitido una orden de alejamiento de 500 metros para la presunta autora de los maltratos, además de prohibir su participación en actividades que involucren menores. La otra empleada, acusada de ignorar los hechos, no ha recibido medidas cautelares.

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha anunciado una investigación por parte de la Inspección Educativa para determinar medidas a tomar tras el incidente.

El centro infantil, que afirma tener una reputación intachable durante sus 30 años de actividad, asegura colaborar plenamente con las autoridades para esclarecer los hechos. Han suspendido de empleo y sueldo a las empleadas detenidas, siendo esta la primera ocasión en la que afrontan una situación de esta naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA