En los últimos meses los escándalos de la vida de Ezra Miller, relacionados con violencia, asuntos con armas y drogas y extraños ritos por las que ha sido denunciado.

Algunas fuentes exponen que podría hablarse, incluso, de manipulación de menores, secuestros, robos y una multitud de episodios turbios.

Estas acusaciones han llegado al punto de amenazar, incluso, el próximo estreno de ‘The Flash’, que se espera como una de las películas más taquilleras del mundo DC.

Según fuentes cercanas a este y a una de las presuntas víctimas aseguran que «Ezra se creía el nuevo Mesías». Y otras fuentes advierten que “Miller llegó a creerse en algún momento ‘el Mesías’ o ‘El diablo’, y “creó un altar en una granja de Vermont para rendir culto a su figura”.

Allí, se ha informado que se realizaban rituales en los que buscaba que mujeres le realizaran ofrendas en un altar.

Flash y la promoción

El escándalo, aún más grande, ha surgido tras la repentina noticia de que Warner podría haber eliminado el historial delictivo de Ezra Miller. Fuentes cercanas a Vanity Fair afirman que Warner han puesto su empeño en limpiar el historial del actor.

En el artículo se alude a que la estrategia se ha basado en “pagar a las víctimas con diligencia a cambio de que firmen un contrato o NDA que les impida denunciar una vez hayan recibido el dinero”. Esto se debe, explican desde Vandal, “Warner no quiere problemas una vez se pongan a preparar la campaña de promoción de The Flash”.

DEJA UNA RESPUESTA