Escocia se convertirá en la primera nación del mundo en proteger legalmente los derechos de las personas a acceder a productos higiénicos para el período gratuitos a partir de este lunes, cuando entra en vigor una ley histórica.

Tal y como recoge el Daily Mail, según el nuevo Proyecto de Ley de Productos para el Periodo, los ayuntamientos y los proveedores de educación deben poner a disposición tampones y compresas para cualquier persona que los necesite.

Según el gobierno escocés, ha «invertido más de 27 millones de libras esterlinas para financiar el acceso en una variedad de entornos públicos», y dice que «la nueva ley consolidará este progreso».

El proyecto de ley, presentado por la portavoz de salud laborista Monica Lennon y aprobado en noviembre de 2020, tiene como objetivo eliminar la llamada pobreza menstrual y ayudar a los hogares bajo presión financiera.

El proyecto, que se convertirá en realidad fue aprobado por unanimidad por el Parlamento escocés después de obtener el apoyo del Gobierno escocés y los demás partidos de oposición.

«Sobre el tema de la dignidad del período, estoy más que orgullosa de que Escocia esté liderando el camino y nos hemos movido a un ritmo rápido en un corto espacio de tiempo», sentenció Lennon.

Para la consejera de Justicia Social del gobierno escocés, Shona Robinson, la medida tiene mayor importancia ahora ante la crisis de la subida de los precios. “El acceso gratuito es fundamental para la igualdad y la dignidad. Así se eliminan las barreras al acceso”, ha argumentado. “Estamos orgullosos de ser el primer gobierno nacional de todo el mundo que adopta esta medida”, ha remarcado.

DEJA UNA RESPUESTA