La falta de presentación de documentos así como el pago de deuda fuera de plazo, determina la aplicación de recargos e intereses de demora para todo ciudadano. Así lo establece la Ley de la Seguridad Social.

Sin embargo, el propio ministro de Seguridad Social ha incurrido en la falta de presentación de documentos fuera de plazo. Efectivamente, el día 18 del presente mes de febrero vencía el plazo fijado y aprobado, primero por el Pacto de Toledo y después por el Congreso de Diputados, para que el ministro entregara el informe definitivo sobre la eliminación de los coeficientes reductores que sufre el colectivo de personas jubiladas de forma anticipada con largas carreras de cotización (reivindicación defendida desde la asociación ASJUBI40). El citado informe, exigido por la recomendación número 12 del Pacto de Toledo, no ha sido presentado hasta el presente.

¿Está promoviendo el ministro, con su actitud, que los ciudadanos utilicemos un «fuera de plazo gratuito» con la Seguridad Social a partir de ahora? Está sentando un precedente peligroso. ¿Considera, tal vez, que tiene «patente de corso» y que está por encima de la Ley?

El Sr. Escrivá tiene todos los datos necesarios para haber elaborado y presentado el informe en el plazo establecido. Sus más de 6 años al frente del AIREF y más de un año como ministro así lo acreditan.

No puede ningunear, una vez más, al Pacto de Toledo, al Congreso de Diputados y al colectivo presente y futuro de las personas afectadas por el contenido del informe no presentado.

¿A qué espera el Pacto de Toledo y el Congreso de Diputados a exigir al ministro que cumpla con sus obligaciones?

¿A qué espera el ministro a respetar y cumplir los mandatos democráticos que emanan del Pacto de Toledo, del Congreso de Diputados y, en consecuencia, de toda la ciudadanía?

Luis Ortiga. Economista