España se mantiene a la cola de la Unión Europea en cuanto al número de hijos  por mujer (1,31 de media frente al 1,59 en Europa) y la edad a la que son madres por primera vez (30,9 años de media en España frente al 29,1). España es también el país en el que mayor proporción de madres ha tenido su primer hijo más allá de los 40 años, un 7,4 % del total.

Son datos publicados este martes por la oficina estadística europea, Eurostat, referentes al año 2017, que muestran que ningún Estado miembro de la UE se acerca a la media de 2,1 hijos por mujer, la tasa de fertilidad considerada necesaria para lograr el reemplazo generacional.

El país que más se acercó fue Francia, con 1,9 hijos por mujer, seguido de Suecia (1,78), Irlanda (1,77) y Dinamarca (1,75), mientras que en el extremo contrario se situaron Malta (1,26), España (1,31), Italia y Chipre (ambos con 1,32).

En cuanto a la edad en la que las mujeres de la UE tiene su primer hijo, las más jóvenes fueron de media las madres búlgaras (26,1 años), seguidas de las rumanas (26,5), letonas (26,9) y eslovacas (27,1). Son esos países donde hay más porcentaje de madres adolescentes, que la estadística cuenta como menores de 20 años.

Por contra, las italianas (31,1 años), españolas (30,9), luxemburguesas (30,8) y griegas (30,4) fueron en 2017 las que más tarde, de media, tuvieron su primer hijo.

En el conjunto de la UE nacieron un total de 5,07 millones de bebés en 2017, menos que los 5,15 millones de 2016, para un total de 1,59 nacimientos por mujer. Entre estos más de cinco millones de bebés, el 45% fueron el primer hijo de la familia, el 36% el segundo y el 19% el tercero o más.

La media de edad de las europeas que tuvieron su primer hijo en 2017 se situó en 29,1 años, una tasa que se mantiene al alza desde los 28,7 años de media registrados en 2013.

Deja un comentario