miércoles, octubre 28, 2020
España está a la cabeza en contagios y muertes de Europa

España está a la cabeza en contagios y muertes de Europa

Nuestro país lidera, de lejos, los datos de incidencia acumulada en Europa.

España ha registrado 3.125 nuevos casos de contagio por covid-19 y 241 muertes más desde el lunes, la cifra más alta desde el inicio de la desescalada. Con respecto al número de muertes vinculadas a la epidemia, España es el noveno país del mundo y el cuarto de Europa en número de muertes. En cuanto a los contagios, es el noveno país del mundo y segundo de Europa con mayor número de casos.

Además, en los últimos 14 días, la incidencia acumulada se sitúa en 312 casos detectados por cada 100.000 habitantes, liderando los datos de incidencia acumulada en Europa.

Reino Unido, con unos datos de incidencia cuatro veces menores que España, ha endurecido este martes las restricciones del país: los pubs, bares y restaurantes en toda Inglaterra tendrán que cerrar a las 10 de la noche a partir de este jueves; se reduce el aforo de las bodas; de momento no abrirán los estadios y teatros y el Gobierno ha pedido teletrabajo para todas las oficinas. Además las reuniones sociales seguirán siendo de un máximo de seis personas.

Según el primer ministro Boris Johnson, si no hay un progreso las restricciones podrían seguir en vigor durante al menos seis meses y no descarta, por el momento, un segundo confinamiento nacional.

La República Checa, el país con la segunda mayor incidencia acumulada de Europa después de España con 206 contagios por cada 100.000 habitantes, prohibió la semana eventos colectivos en espacios interiores de acceso público para más de 10 personas de pie y limitó el horario de los restaurantes. El nuevo ministro de Sanidad, después de que este lunes dimitiese el anterior, anunció este martes nuevas medidas inminentes como el cierre de los bares a las diez de la noche y la limitación del número de personas que se pueden congregar en la mayoría de los eventos. Además, desde este lunes, las universidades están cerradas en Praga.

Por su parte, Francia, con la tercera tasa de incidencia más alta de Europa, continúa con las discotecas y lugares de ocio nocturno cerrados. En las zonas donde el nivel de incidencia es elevado las autoridades han ampliado las medidas restrictivas. En Niza se han prohibido las reuniones de más de 10 personas en playas y parques, en Lyon solo se permiten los eventos al aire libre y hasta 1.000 personas y se prohíben las reuniones privadas con más de 10 personas y hay medidas similares en Burdeos y Marsella.

De momento, el Gobierno francés ha descartado un nuevo confinamiento de todo el país. A pesar de que la OMS recomienda hacer cuarentena de dos semanas, Francia redujo el tiempo de 14 a 7 días con el objetivo de que su cumplimiento sea más efectivo.

El país con la quinta mayor incidencia de Europa es Bélgica. Ahí se mantiene la llamada «burbuja social» de 5 personas, es decir, aquellas con las que un hogar tiene contacto estrecho, con las que no siempre es posible mantener distancias, y que deben ser siempre las mismas. Además se han limitado a 10 los contactos con otras personas respetando la distancia de seguridad y no se permite la reapertura de discotecas.

Alemania también ha establecido reglas a nivel local. En Baviera, los bares y restaurantes deberán estar cerrados a las 11 de la noche y las zonas en donde se observen repuntes deberán extender el uso de mascarilla y limitar los contactos personales.

En Grecia, desde este lunes, se suspenden todos los conciertos y eventos culturales, se cierran los cines, se limitan las reuniones públicas a 9 personas y a 20 personas las bodas, bautizos y funerales. Además, se establece el teletrabajo para el 40% del personal de las empresas públicas y privadas y el escalonamiento de las horas de llegada al trabajo para los funcionarios para reducir la afluencia en los medios de transporte durante las horas punta.

También Portugal ha adoptado medidas. Desde el 10 de septiembre no se permiten reuniones de más de 10 personas y se han limitado los horarios comerciales, con reglas más estrictas para Lisboa y Oporto.

En Italia, el Gobierno prorrogó por decreto hasta octubre las medidas mínimas para contener la difusión, mantiene el cierre de las discotecas y no autoriza la asistencia a grandes eventos.

Para poder considerar que la epidemia está bajo control la tasa de pruebas que resultan positivas debería ser inferior al 5% y España cuenta ahora mismo con una proporción de pruebas positivas del 12%, seguida de Ucrania (11%), República Checa (8%) y Rumanía.

Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, el incremento de casos en los países de la UE se debe al aumento de las pruebas pero también está relacionado con la relajación del distanciamiento físico y otras medidas preventivas.