El gobierno de Pedro Sánchez ha decidido cancelar la entrega de 400 bombas guiadas por láser compradas por Arabia Saudí ante el miedo de que las armas pudieran ser usadas contra civiles y menores en el conflicto de Yemen.

Los civiles yemeníes están siendo masacrados por Arabia Saudí.

El acuerdo estaba valorado en 141,7 millones de euros y se firmó en 2015 bajo el mandato del Partido Popular y ahora el PSOE va a devolver los 9,2 millones de euros abonados por este material que se encuentra en una base militar de Aragón a la espera de que los compradores lo recogieran.

Este contrato con el que Arabia Saudí quería conseguir estas armas se enmarca dentro de la Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al que esta coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení.

Esta decisión pone presión sobre Reino Unido, EEUU y Francia, los principales suministradores de armas de Arabia Saudí, para que imiten a España.

 

Deja un comentario