En un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, el Goiberno español ha animasodo a las autoridades malienses a realizar una exhaustiva investigación de este ataque con el fin de esclarecer las causas e identificar a los culpables, para que sean llevados ante los tribunales de justicia. Todos los asesinados eran de etnia peul.

Además, ha enviado sus condolencias a los familiares y allegados de las víctimas, así como el deseo de una pronta recuperación de los heridos.

España, ha recordado Exteriores, apoya los esfuerzos del Gobierno de Malí en favor de la seguridad y la protección de las poblaciones del centro del país, para recuperar la paz y la estabilidad.