Xan Pereira


Los datos anuales de Eurostat sobre empleo confirman cierta mejoría de las cifras con respecto a 2017, pero continúan situando a España a la cabeza de los países europeos en desempleo total y desempleo juvenil, así como muy cerca de la media europea en porcentaje de desempleo de larga duración.

La tasa de paro en España se sitúa en el 14,7%, lo que supone una mejora sobre los últimos datos que analiza Eurostat, que muestra una mejora de las cifras de desempleo, desde el 16,8% de paro con el que se cerró 2017 hasta el 15,2%.

17 comunidades autónomas se sitúan en los niveles máximos de paro del conjunto de la Unión. Andalucía y Extremadura superan en 31 puntos la media de desempleo juvenil, ya que el porcentaje de paro en esta franja fue del 46,7% y el 46,6% respectivamente al cierre de 2018.

La tasa de paro femenina es del 17%, superior a la masculina en casi cuatro puntos (13,1%), una tasa solo inferior a la de Grecia y Macedonia.

Los sindicatos han insistido en vísperas del primero de mayo en la baja calidad y la temporalidad del empleo que se crea. Las cifras de precariedad en el Empleo duplican en España las de la media europea: cuatro millones largos de personas tienen contratos temporales. Una de cada diez mujeres combina ese tipo de contratación con las jornadas a tiempo parcial, una fórmula de precariedad que ha aumentado claramente desde la aprobación de la reforma laboral de 2012.

Casi 27 de cada cien personas asalariadas lo está en condiciones de temporalidad, según datos de Eurostat, muy por encima de la media europea, situada en el 14,2%. Desde la aprobación de la reforma laboral de José Luis Rodríguez Zapatero, en 2010, se ha pasado del 24,8% de temporalidad al actual 26,9%.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

Deja un comentario